Las escuchas que complican a los “Rápidos y furiosos”

Un presunto socio de Juan Suris, el empresario detenido en una cárcel de Bahía Blanca acusado de falsificación y venta de IVA a través de la emisión de facturas truchas, por un total de 14 millones de pesos, cayó preso en una casa de Villa Castells, al estar mencionado en una investigación que persigue a una supuesta banda de reducidores de autos de alta gama.

El operativo, de acuerdo a fuentes policiales, se desarrolló en la calle 8 Nº 2563, donde se procedió a la captura de quien fue identificado como Fabio Alberto Crucianelli (50), uno de los aparentes responsables de la organización delictiva.

LOS AUDIOS QUE COMPLICAN A CRUCIANELLI

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp