Ministro adelantó que no hay en agenda nuevas restricciones para el transporte

El ministro de Transporte Mario Meoni, afirmó “no habrá nuevas restricciones” en su área después de las medidas anunciadas en relación con los sistemas de ventilación en los colectivos y trenes para esta etapa de la pandemia de coronavirus.

El ministro señaló que su cartera está trabajando “muy fuertemente con el área de salud, la CNRT y el Ministerio de Seguridad a los efectos de que se mantenga la ventilación adecuada en todos los medios de locomoción”.

En declaraciones a la señal TN, el ministro puntualizó que “la ventilación en los micros es más sencilla, porque a las ventanillas abiertas se suma la ventilación que tienen naturalmente de techo y, además, cada 200 metros se detienen, abren sus puertas y generan una circulación de aire”.

“En cuanto a los trenes, que también hemos hecho que se fijen las ventanillas, tienen un promedio de una circulación de tres o cuatro minutos entre estación y estación y allí también tienen la apertura total de las puertas. Estamos tratando de que se mantenga al máximo la ventilación en toda el área metropolitana”, agrego.

Negó que “en estos momentos” se esté dando una transferencia de contagios entre jurisdicciones. Argumentó que “había una situación el año pasado que, en el área de la Ciudad de Buenos Aires, básicamente y eso iba generando un efecto de desborde hacia el resto de las áreas. Pero hoy no hay parámetros de esas características” y añadió que “hay una circulación comunitaria en todo el país”.

Remarcó que están tratando “de que se vacune todo el personal del transporte, lo que nos permitiría no poner en riesgo la operación del transporte, como sucedió el otro día con el servicio del ferrocarril Mitre”, pero advirtió que “el Ministerio de Salud ha señalado que hay muchas actividades que son de riesgo y que necesitan estar vacunadas, y nosotros vamos por lo que prioriza el Ministerio de Salud, que no es por ramas laborales, sino por una cuestión etaria, con excepción del personal de Salud”.

No obstante, adelantó que están trabajando “para ir incorporando en la próxima etapa al personal del transporte de mayor contacto y de mayor riesgo, por ejemplo, el guarda de un tren o un chófer de colectivo”, aunque en este último caso aclaró que “se está trabajando para lograr un mayor aislamiento del que tienen hoy para que no tengan contagio por contacto”.

Meoni reiteró que es “imposible” por el momento sumar más frecuencias de trenes o de micros al sistema, aludiendo a que hoy tienen “la totalidad de las formaciones de trenes en servicio, 1.960 frecuencias diarias, y si bien hay pedidos de formaciones al fabricante, eso lleva un tiempo por el proceso de compra”.

Luego ratificó que, “de la misma manera, en el sistema de colectivos hay cuestiones que muchas veces son difíciles de sostener en materia económica. Hoy, agregar un 10% de micros en el Área Metropolitana, significaría una inversión inicial de 250 millones de dólares, aproximadamente, con una necesidad de compensación de los choferes del orden de los 2.300 millones de pesos mensuales, por lo que estamos hablando de una inversión anual de 25 mil millones de pesos para sostener el transporte”.

“Y con esta medida, solamente reduciríamos el número de 360 pasajeros por unidad de hoy a 340, por lo que el impacto tampoco sería muy grande en ese sentido, por lo que el equilibrio de la inversión con el impacto del pasajero, hace que sea bastante dificultoso implementarlo. Por otra parte, alteraría el esquema vial de la Ciudad de Buenos Aires, que ya es bastante complicado”, argumentó.

Se pronunció, en cambio, por “optimizar el sistema ferroviario, eliminando barreras, haciendo túneles, con señalización, con la nueva obra que va a permitir que la gente llegue directo a Constitución sin tener que hacer trasbordo, y todo eso significa ganancia de tiempo. Pero son todos procesos que llevan de 18 a 24 meses de ejecución, siempre que la situación económica de la Argentina lo permita”.

Comentarios

Comentarios

comentarios