Núñez Fariña aseguró que está “amargado y asustado” tras el atentado que sufrió

El director de la Región Sanitaria I de Bahía Blanca, Maximiliano Núñez Fariña, contó hoy que está “asustado y amargado” tras el atentado que vivió el sábado pasado cuando explotó un artefacto que provocó un incendio en su casa que incluyó volantes intimidatorios, amenazas y expresiones contra el pase sanitario.

“Estoy amargado y asustado, no me es fácil entender lo que sucedió, soy un agente de salud buscando solucionar saludablemente los problemas de los ciudadanos de la región sanitaria más extensa de la provincia de Buenos Aires”, dijo hoy el profesional de la salud en declaraciones a El Destape Radio.

Núñez Fariña comentó que desde que ocurrió el hecho, el sábado a la madrugada, está buscando saber quién o quiénes fueron los autores del atentado.

“Estoy buscando que se sepa quién fue, (porque) no podemos permitir ni dejar que esto se naturalice, no hay que volver a épocas anteriores”, alertó.

Y sobre el ataque detalló que todavía no hay datos sobre los autores del hecho, pero remarcó que los responsables de haber colocado el explosivo “tenían datos de cada uno de los profesionales por lo que fue una amenaza sin precedentes”.

“Pienso que si bien yo fui una cara visible en la Región (Sanitaria), por la pandemia, el atentado fue en mi casa, con mi familia, pero fue para todos aquellos que queremos vivir en una sociedad en paz y democracia; hay gente que hace años aplaudía al personal de salud y hoy están agrediendo”, lamentó.

Recordó luego que el hecho ocurrió cerca de las 3.30 de la madrugada cuando su mujer lo despertó al escuchar un estruendo frente a su vivienda.

“Me dirigí a la puerta de entrada, de mi puerta al portón hay unos 10 metros, había unos chicos que gritaban diciendo que se prendía fuego. Cuando abrí el portón siento el olor a combustión, me di vuelta y pedí que llamen al 911. Gracias a Dios estábamos solos, mis hijos no estaban, luego llegó la policía de la provincia de Buenos Aires, la DDI (Dirección de Investigaciones) y empezaron a hacer relevamientos y consultas, preguntas”, reconstruyó.

El médico precisó que al conocerse el episodio recibió el acompañamiento de “todas las fuerzas políticas” y destacó el llamado del gobernador Axel Kicillof y del ministro de Salud, Nicolás Kreplak, junto al de toda la dirigencia.

En ese punto, valoró la visita que hoy realizará Kreplak junto al ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, para “acompañar y mantener reuniones para averiguar sobre la investigación”.

“Hoy será un día de reuniones con la justicia para ver cómo viene encaminado el caso. Tener la posibilidad de este respaldo en lo político psicológico es importante para nosotros”, remarcó.

Por otra parte, en declaraciones a radio Provincia, Núñez Fariña señaló que si bien llegaban amenazas nunca había sido en lo personal.

“Queremos seguir defendiendo la democracia hay que seguir trabajando, no es fácil, la idea es seguir de la misma manera que estuvimos ahora”, completó tras confirmar que su familia se mantiene con custodia tras el atentado.

En esa línea, el titular del Partido Solidario (Psol) de la provincia de Buenos Aires, Carlos Grande, repudió hoy el ataque y advirtió que este último incidente “reitera episodios anteriores y requiere la investigación penal pertinente, pero también debe poner en estado de alerta a la población para impedir actos intolerantes y antidemocráticos”.

En declaraciones radiales, Grande apuntó que “son inadmisibles las amenazas de muerte a un conjunto de profesionales de la salud, como las tergiversaciones sobre la gravedad de la emergencia sanitaria” y ponderó “la respuesta rápida y el compromiso de las autoridades provinciales y nacionales para no dejar impune esta agresión”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp