Olimpo logró dar el batacazo y venció al campeón

Olimpo redondeo una noche impecable. Venció al ultimo campeón con comodidad en el Carminatti redondeando una tarea muy efectiva. San Lorenzo hizo poco y nada y no supo reaccionar a tiempo: los dos goles de Olimpo vinieron uno tras otro.

Analisis:

La noche se presentaba perfecta en la ciudad. Buen clima, cancha llena, el campeón visitaba el Carminatti y Olimpo traia una racha de 4 victorias que lo alejaron de la zona del descenso. Por eso si al mas optimista hincha aurinegro le decían que superarían con amplitud al ultimo campeon con sus refuerzos, seguramente no lo creeria. Y así fue, como en todo en la vida, fue cuestión de creerlo y trabajar duro para conseguirlo.

Cuando arranco el partido parecía ser San lorenzo un poco mas claro con el balón y tener paciencia para no desesperarse pese a no encontrar los espacios necesarios. Olimpo disputaba cada balón como si fuese el ultimo en cada jugada y esto hacia que el partido resultase trabado en todos lados, pero especialmente en la mitad de la cancha.

No podían prevalecer los laterales del ultimo campeón, debido a que la defensa aurinegra, sin vergüenza, cada pelota que llegaba, era instantáneamente rechazada sin importar donde. Y mientras tanto, el conjunto de Walter Perazzo, si tenia alguna contra, podía usufructuarla. Pero con el correr de los minutos el juego se hizo aun mas trabado y se emparejo, sumado a que casi no existieron chances y para colmo, también empezaron a aparecer amonestados de ambos lados. Sin embargo había algo claro que se notaba en el Carminatti y sus aires, los jugadores de Olimpo ejercían una presión constante sobre la salida de San Lorenzo y esto traía aparejado problemas importantes para la visita, que en mas de una ocasión, se confundía y perdía el balón de forma peligrosa.  Gentiletti y Alvarado quedaban expuestos y su rendimiento no era para optimo.

De esta forma se fue la primera etapa, sin llegadas claras y la gente de Olimpo protestando contra el encargado de impartir justicia, debido a una falta sin pelota que le propino Ortigoza a Miralles. Un gesto de lo que fue la primera etapa: mas discusiones que fútbol a ras del césped.

La segunda mitad parecía y presagiaba mas de lo mismo, un encuentro muy parejo, pero con un conjunto local que se lo veía equiparando ya al conjunto de Boedo. Le achicaba los espacios, lo presionaba en la mitad de la cancha con un gran rendimiento de Blanco y Musto , no lo dejaba pensar, y cuando podía con sus hombres ligeros, sea Cerutti o Miralles, se acercaba al arco contrario. Esa era la estrategia de Olimpo. Pero claro, al tener tantos jugadores de buen pie de mitad de cancha para adelante, cuando alguno del visitante podía saltar esa presión, era de extrema peligrosidad para el arco que monitoreaba Nereo Champagne. Asi fue que en una,  un remate de Piatti salio muy cerquita del palo izquierdo del arco del guardametas local.

Tras cartón,y justamente cuando parecía que San Lorenzo volvía a tomar preponderancia en el partido con Olimpo muy metido en su arco, llego una pelota del cielo que peleo con coraje el bahiense Miralles en doble instancia y tras varias dudas de Alvarado, el ex Liniers tuvo su debut soñado empujando la pelota a la red de forma muy astuta, anticipándose a la jugada.

El delirio se adueño de la parcialidad local que no pudiendo creer que el equipo habia anotado, tenia un tiro libre a su favor a los pocos minutos del gol de Miralles. Sin dejar descansar siquiera pocos minutos las gargantas aurinegras, el representativo de la ciudad, dio la segunda daga. Y esta calaría profundo en el conjunto del paton Bauza. El centro fue a caer a la cabeza pelada de Ivan Furios, quien batió al arquero visitante con un testazo limpio. Era 2 a 0 casi con media hora jugado del segundo tiempo. Demasiado para un San Lorenzo que ya parecia no tener fuerzas, sumado a los cambios frescos que metía Perazzo (ingreso el colombiano Valencia y Orlando Gaona Lugo, dos veloces) y la expulsión de Gentiletti por doble amarilla.

No quedaba tiempo para mas “oles” de la tribuan local, ni patadas propinadas por los jugadores de Boedo. Olimpo demostro una vez mas estar a la altura de las circunstancias. Este cuerpo técnico, cuestionado tiempo atrás, parece haber encontrado en sus dirigidos la respuesta que estaba buscando y sobretodo entender como se debe jugar en el Carminatti, aunque a veces resulte doloroso para la visión de los espectadores y aunque Olimpo de local no salga a buscar los partidos como en teoría tendría que hacerlo. Consiguió y vale destacarlo, como ningún club en el torneo pasado, llegar a los 5 encuentros de forma consecutiva ganando los cotejos.

Tiempo de regocijo para los olimpienses como hacia tiempo largo no podían disfrutar. Señoras y señores Olimpo llego a 1.300 en la tabla de los promedios dejando por debajo suyo a varios equipos. Respira tranquilo el hincha aurinegro: tiene un equipo que rinde dejando todo en cada encuentro, una dirigencia de notable labor (sumamente destacable por varios aspectos) que hace que haya un Club ordenado en todos sus estamentos y aspectos que crecen día a día.

Que mas se puede pedir realmente el simpatizante de Olimpo? No creo que mucho mas.

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *