Olimpo volvió al tren de la alegría

El aurinegro pudo volver a la victoria en un partido mas que clave. Era tan importante ganar, como el rival y pudo vencerlo cómodamente con 3 a 0 con dos goles muy tempraneros, lo que demuestra que Olimpo salio muy concentrado. Musto abrió el marcador y luego “Valeco” Valencia amplio diferencias en dos ocasiones. Ahora viene Quilmes, en otro cotejo clave el sábado por la tarde. 

Argentinos visitó ilusionado a Olimpo porque una victoria le aseguraba superar al rival de turno y a Quilmes en los promedios. Pero nada de eso pasó. Los de Bahía Blanca fueron mejores desde un principio y arrollaron, con un gol de Damián Musto y dos de José Valencia, al conjunto de Claudio Borghi, quien se fue expulsado en la primera mitad. Ahora, el Aurinegro se alejó un poco de la zona roja y aguarda que sus contrincantes directos caigan. En cambio, el Bicho está cada vez más hundido.

Quizá más consciente que su rival, Olimpo entró a la cancha mentalizado en ganar el partido. Y se notó desde el primer minuto. Claro, apenas habían pasado 60 segundos del pitazo inicial cuando Dylan Gissi y José Valencia generaron dos jugadas de peligro bien claras. Eso fue un claro anticipo del gran primer tiempo que le depararía a los dirigidos por Walter Perazzo. Con la defensa de los de la Paternal regalada, Musto saltó contotal libertad en medio de todas las camisetas coloradas y cabeceó con destino de red. Ese gol, aunque faltaba mucho para el final, fue el cierre del partido. Sí, los locales controlaron todos los rincones del Natalio Carminatti y no le dieron aire a un Bicho lastimado desde lo anímico. Sumado a eso, poco tardó Valencia, la figura del partido, en cortar de raíz cualquier esperanza visitante cuando pescó una pelota que quedó boyando en el área rival y, desinteligencia entre Nereo Fernández y sus centrales de por medio, se la picó al arquero. Ahí, la impotencia de Claudio Borghi, que se fue expulsado por protestarle a Darío Herrera, reflejó lo que sus jugadores hacían dentro del campo de juego. Después, el Trencito volvió a andar sobre rieles y concretó el 3 a 0 de contraataque.

Pasado el entretiempo, el colombiano volvió a avisar rápidamente, aunque no con la misma suerte que en las oportunidades anteriores. Si bien el marcador podría haber sido más amplio, Perazzo bajo línea para que los suyos dominaran el encuentro a puro pase corto, todo gracias a que la resistencia del rival no se hizo presente nunca. Después, Adrián Domenech, el ayudante de campo del Bichi, metió mano y trató de cambiar el rumbo con los ingresos de Rodrigo Gómez, Hernán Boyero y José Sand, pero tanto peso ofensivo sumó al desequilibrio de las otras dos líneas. Y así todo quedó en un triunfo que vale más que tres puntos, siempre teniendo en cuenta que Olimpo necesita un colchón de puntos para asegurarse la permanencia. Peor es el caso de los de Borghi, que están a pasos del precipicio.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp