Pelé, cambió: "Vamos a conquistar el sexto título en Rusia"

El astro de Brasil se mostró confiado en que su selección se quedará con la Copa del Mundo en 2018. El presidente de la FIFA dijo que el 7-1 fue un “shock”.

Brasil no pudo conquistar su sexto campeonato del mundo en casa, pero podrá hacerlo dentro de cuatro años en el Mundial de Rusia 2018, aseguró este martes el ‘rey’ Pelé.

Vamos a conquistar el hexa en Rusia. ¡Felicitaciones, Alemania!”, escribió el ex astro brasileño del fútbol en su cuenta de Twitter, @Pele.

“Yo siempre dije que el fútbol es una caja de sorpresas. Nadie en este mundo esperaba este resultado“, comentó el jugador y tricampeón del mundo (1958, 1962 y 1970), que horas antes había enviado ánimos y vivas a la Selección.

La tarde de este martes, el once de Alemania le propinó una humillación histórica a Brasil al golearlo por 7-1 en un partido por las semifinales del Mundial 2014.

Con cinco títulos mundiales, Brasil aspiraba a conseguir su sexta estrella en casa.

Asimismo, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, afirmó en la noche de este martes que la abultada derrota de Brasil es un “shock”, según unas escuetas declaraciones obtenidas en exclusiva por el diario O Estado de Sao Paulo.

“BRASIL LLORA HOY”, ASEGURÓ EL PRESIDENTE DE LA FIFA, JOSEPH BLATTER

“Nadie se imaginaría jamás algo así. Eso es un shock”, dijo Blatter al periódico tras llegar a Río de Janeiro, procedente de Belo Horizonte, donde presenció el partido.

“Lo que pasó va mucho más allá de una sorpresa”, añadió el máximo responsable de la FIFA, antes de referirse metafóricamente a la tristeza del país organizador de este Mundial-2014 por su eliminación.

“Brasil llora hoy”, describió Blatter haciendo referencia a la lluvia que caía en ese momento en Rio de Janeiro, según O Estado.

La organización del Mundial en Brasil resultó más problemática de lo que la FIFA esperaba debido a los retrasos en la entrega de los estadios y a los movimientos sociales contrarios a la celebración del torneo.

Pero el desarrollo del torneo que comenzó el 12 de junio ha sido considerado un éxito.

Hace un año, durante la Copa Confederaciones, millones de brasileños protagonizaron una histórica ola de protestas para pedir la inversión de los gastos públicos destinados al Mundial (valorados en unos u$s11.000 millones) en la mejora de servicios básicos como la educación o la sanidad.

Sin embargo, la cantidad e intensidad de las protestas decayó significativamente desde el comienzo del Mundial.

Escenas de incredulidad, llanto y rabia sacudieron al país anfitrión de la Copa este martes, tras encajar la peor derrota en un Mundial jamás sufrida por su selección, que había pasado a semifinales y soñaba con la final.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp