Polémicas declaraciones de Nicole Kidman

 

Entre 1990 y 2001, Nicole Kidman y Tom Cruise estuvieron en pareja. “Los novios preferidos de Hollywood”, titulaban los medios. El público estaba fascinado con esa dupla de famosos, millonarios y bonitos que se paseaban por las alfombras rojas del mundo.

Tom y Nicole se casaron en la Navidad de 1990, en una boda secreta que tuvo lugar en Colorado. Se habían conocido menos de un año antes, en el rodaje de “Días de trueno”.

 

En 2001 cada uno hizo su vida. Ruptura y nuevos rumbos para Nicole y para Tom que habían adoptado a dos niños, Isabella y Anthony.

Ahora, Nicole (que tiene 51 años y está en pareja con Keith Urban desde 2006), habló sobre un aspecto de su matrimonio y generó polémica.

 

En una entrevista a New York Magazine, aseguró: “Me casé muy joven, pero definitivamente no fue poder para mí, sino protección. Me casé por amor, pero estar casada con un hombre extremadamente poderoso me mantuvo alejada de la posibilidad de ser acosada sexualmente. Trabajé, pero todavía estaba muy metida en la crisálida. Así que cuando salí, a los 32, 33, tuve que madurar“.

Por supuesto que he tenido mis momentos #MeToo, ¡desde que era pequeña!“, confesó. “¿Pero los quiero exponer? No“.

Ahora estoy casada con el hombre que es mi gran amor y hablar de mi pareja anterior casi se siente irrespetuoso“, admitió.

La polémica no tardó en llegar. Muchas mujeres salieron vía redes sociales a cuestionar los dichos: “¿No es ser machista pensar que una mujer está protegida del acoso y el abuso gracias al poder de un hombre con el que ella duerme?“, se preguntó un usuario de Twitter y hubo catarata de opiniones.

Nicole y su actual marido, Keith Urban.

Otros interpretaron que ella estaba denunciando justamente el mismísimo machismo: que una mujer puede “ser protegida” solamente si está en pareja con un hombre poderoso, de lo contrario, en una sociedad tan hipócrita, es blanco frecuente de ​acoso, abuso y humillaciones.

Hace dos años salió a la luz el secreto mejor guardado de Hollywood: tras la ruptura con Tom Cruise, Nicole Kidman no veía -hasta entonces- a sus hijos adoptivos. La acusaron de “mala madre” y de quiebre de vínculos familiares.

Varias personas del entorno culpaban a la secta de la cienciología, de la que Cruise es adepto. La doctrina religiosa desarrollada por el estadounidense Lafayette Ronald busca la felicidad del ser humano mediante polémicas reglas. ¿Tom prohibió a Nicole ver a sus hijas?

Lo cierto es que Tom también está alejado de su hija biológica Suri, tras la separación de Katie Holmes. (Clarín)

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *