Porto Alegre, cómo vive la ciudad a la que llegarán 100 mil argentinos

Mañana, la selección juega aquí ante Nigeria; sólo 18 mil hinchas de nuestro país tienen entradas para el encuentro; el resto acampa y sueña con conseguir un ticket, que en la reventa se cotiza a 1000 dólares.

.- Asado, pollo al disco, guiso. Todos los aromas se mezclan. Es el mediodía en esta ciudad y una porción del Acampamento Farroupilha, situado a unos tres kilómetros del estadio Beira Río, donde mañana la selección se medirá anteNigeria, es celeste y blanco como gran parte de esta ciudad, a la que en las próximas horas se prevé que arriben más de 100 mil hinchas argentinos, según informó el Ministerio de Justicia de nuestro país, de los cuales la mayoría no tiene entradas para el partido y están ávidos por conseguir una.

Farroupilha es una suerte de Parque Gaúcho, donde los turistas disfrutan del folklore local. Allí, en la Fazendinha, la pequeña granja, donde generalmente descansan los animales, se montó un campamento gratuito, donde ya hay al menos 500 argentinos y en las próximas horas llegaran más. “No sé dónde va a entrar la gente”, contaba Gustavo Bierhals, vicepresidente del Movimiento Tradicionalista Gaúcho, que ofrece el lugar. Incluso, anteanoche, se montó una carpa gigante para que allí la gente pueda instalarse.

Banderas argentinas y de los diferentes clubes del fútbol argentino adornan esa carpa blanca, que ayer les sirvió a muchos para protegerse de la lluvia. En el campamento, hay una mezcla de hinchas caracterizados con familias y grupos de amigos que arribaron en las últimas horas desde cada punto de nuestro país. Autos, motorhomes, casas rodantes, colectivos. Todos comparten el mismo sueño: conseguir una entrada para mañana.

“Llegamos hoy (por ayer). No sabíamos a donde ir, estábamos dando vueltas por las calles con el motorhome y la policía nos trajo hasta acá”. Quienes hablan son un grupo de siete mendocinos que vinieron desde Luján de Cuyo en un vehículo en el que trajeron hasta un televisor de pantalla plana y todas las provisiones posibles. Cerca, un grupo de cuatro tucumanos están viendo dentro del motor home el partido entre Holanda y Chile. También, están los cordobeses de Villa María con una bandera de Diego Maradona y que viajaron 18 horas para llegar hasta aquí. O ese grupo de hinchas de Berazategui y Temperley, para quienes el viaje duró más de 30 horas en un Ford Falcon de los años ’70 y aprovechan para preparar un guiso en una jornada templada en Porto Alegre.

Según estimaciones de los entes de turismo, los argentinos que tienen tickets para el partido ante Nigeria son 18 mil de las 43 mil ubicaciones del Beira Río. Los demás rezan por conseguir una entrada, que en la reventa se está ofreciendo por 1000 dólares cada una o incluso más, cuando en la venta oficial costaban de 90 a 175 dólares. “Hasta 500 dólares pagamos”, dicen los cordobeses, mientras toman fernet y comen pollo al disco. “Lo veremos en el fan fest si no hay entradas”, cuenta otra banda de mendocinos en la sobremesa del asado y mientras descorchan otra botella de vino. En el campamento, todos preguntan lo mimo: “¿Dónde podemos conseguir un ticket?, si no vamos a tener que entrar de guapos”.

Ante este panorama, las autoridades locales están preocupadas. Si vienen 100 mil argentinos, ellos saben que 43 mil personas entran en la cancha y 16 mil en el fan fest al aire libre, donde se televisa el encuentro en pantalla gigante y donde se analiza si no poner otra pantalla gigante afuera. El resto quedará en las calles. Por eso, se decretó para el miércoles feriado administrativo por la “invasión argentina” como la llaman aquí. Quieren liberar las calles para las horas previas y posteriores al match que comienza a las 13. Los taxistas, en los bares, en cada esquina, en la ciudad se siente cierto estado de alerta por el partido.

La Brigada Militar anunció que habrá tres barreras de contención policial para impedir incidentes y se anunció que la policía estará en las tribunas controlando a los hinchas en el estadio, algo que se puso a prueba el domingo último en el Argelia 4 vs. Corea del Sur 2, disputado aquí. Caminar por la zona del Beira Rio en las últimas horas es ver un hombre de seguridad cada 50 metros y lo particular es que el Fan Fest y la cancha están separado por apenas dos kilómetros, lo cual concentrará más gente aún en las zonas aledañas.

Por estas horas, llegan 27 vuelos desde la Argentina a Porto Alegre, del sábado hasta ayer arribaron 17 micros cuando habitualmente son 6 los servicios y en las calles se ven autos con patente argentina como si uno paseara por Buenos Aires. Porto Alegre se prepara para recibir a una marea celeste y blanca, entre recaudos y temor..

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp