River ganó y sigue prendido

Se impuso 2 a 0 con goles de Carbonero y Teo Gutierrez; el miércoles, los de Núñez jugarán ante el Pincha a las 17.10, en un partido clave; Barovero salió lesionado.

River cumplió. River ganó. River sueña. En el Monumental, River venció merecidamente por 2 a 0 a Atlético de Rafaela y quedó a una unidad de la cima que ostenta Estudiantes. Encima, los de Ramón Díaz enfrentarán a los de La Plata el jueves, en la capital de la provincia de Buenos Aires. Los goles vinieron de Colombia, ya que abrió la cuenta Carlos Carbonero y la cerró Teófilo Gutiérrez.

De entrada nomás salió a apretar el equipo de Ramón Díaz, que apenas pasado el minuto tuvo su primera chance. Apuró un lateral sobre la izquierda Vangioni, que buscó largo a Cavenaghi. El delantero metió un buscapié que Teo Gutiérrez por poco no pudo conectar y la pelota terminó en las manos del arquero Conde.

Más clara todavía fue la que después tuvo Teo, que luego de que Solari llegar al fondo por derecha y metiera el centro atrás, no pudo direccionar correctamente su zurdazo, que dio en un zaguero. Sobre la media hora el partido se puso interesante. Es que luego de un zurdazo de Rodales que dio en el poste derecho del arco de Barovero se dio una buena sucesión de llegadas para ambos Primero, en una contra, tuvo el gol Teo, pero luego de sacarse un marcador de encima, su derechazo que buscaba el segundo palo salió desviado. Luego, Fabbro limpió el juego hacia la derecha para Solari, de cuyo centro devino un yerro impropio de un goleador como Cavenaghi, que abajo del arco tiró l apelota por arriba del travesaño. Carbonero también lo tuvo, pero su definición se pareció más a un pase para nadie y salió cruzada y desviada, a la derecha de Conde.

Cuando parecía que River estaba a punto de abrir la cuenta, volvió a sufrir atrás. Bastía enganchó de taco una pelota en el área y su remate dio en el poste. Parecía que sería gol con la arremetida de Vera, pero Barovero reaccionó y pudo evitarlo. Mala fortuna tuvo el local, ya que su arquero debió dejar la cancha por una molestia muscular. El arco quedaba en manos de Chichizola. El ingresado por poco no protagoniza un blooper cuando luego de un pase largo de Fabbro hacia atrás le pifió a la pelota, pero pudo despejarla de cabeza.

En el día en que fue homenajeado Amadeo Carrizo, otro arquero tuvo protagonismo. Es que luego de un taco genial de Cavenaghi para Teo, Conde bajó al colombiano dentro del área cuando el colombiano lo gambeteaba para empujar la pelota dentro del arco y gritar el 2 a 0. Tras la expulsión del arquero de los de Burruchaga y el ingreso de un ex River, Marinelli, Cavenaghi estrelló desde su remate desde el punto del penal en el travesaño.

Sí lo liquidó Teo, a los 40, cuando después de un rebote bajó con el pecho con mucha categoría un centro desde la derecha de Carbonero y con un tremendo derechazo clavó la pelota en el ángulo izquierdo.

River se repuso del golpe sufrido siete días atrás en Córdoba y la ilusión de quedarse con el torneo Final volvió a tomar fuerza. El jueves, el equipo de Ramón, ante Estudiantes, tiene un partido clave para ver si ese envión puede hacerlo llegar encumbrado al sprint final.

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *