Sanz lanzó su precandidatura con críticas al gobierno, a Massa y Macri

Al acto en el Luna Park faltaron Cobos, Alfonsín, Solanas y Binner, entre otros. Inflación, seguridad y corrupción fueron los ejes de un discurso en el que escasearon las propuestas.

El titular de la Unión Cívica Radical y senador mendocino Ernesto Sanz, lanzó ayer por la noche su precandidatura presidencial con un discurso que osciló entre los cuestionamientos al gobierno, al Frente Renovador y también a Mauricio Macri, pero que fue magro en propuestas más allá de los slogans de cara al futuro, detalló Tiempo Argentino.

A la cita en el Luna Park, y en lo que al partido centenario respecta, sólo faltó su comprovinciano, el ex vicepresidente Julio Cobos, y los dirigentes que se cobijan bajo su ala como Ricardo Alfonsín. Sanz contó, como era de esperar, con el apoyo de la estructura orgánica del partido centenario que le permitió llenar el emblemático estadio porteño con militantes de todo el país y mostrar, sentados en primera fila, a los principales dirigentes actuales e históricos del partido.

El acto tampoco contó con la presencia de Hermes Binner y Fernando “Pino” Solanas, adversarios directos en la interna del UNEN. Las ausencias fueron fáciles de disimular debido a la cantidad de referentes del espacio que se acercaron al estadio, entre ellos Marcelo Stubrin, Luis Brandoni, Ricardo Gil Lavedra, Elisa Carrió, Leandro Despouy y Martín Lousteau.

Las críticas al kirchnerismo versaron sobre la inflación, la inseguridad y la corrupción. En tanto que a Sergio Massa le achacó su pasado oficialista: “No se puede confiar en los que se presentan como renovadores pero hasta ayer nomás estaban felices en el barco que abandonaron“, dijo.

Al jefe de gobierno porteño le endilgó la falta de gestión y la ausencia de prioridades. Advirtió que“en la Ciudad de Buenos Aires hay el doble de tragamonedas que de escuelas. En la Ciudad de Buenos Aires es más fácil apostar que encontrar un lugar para estudiar.”

Pese a las críticas a los referentes opositores, Sanz le abrió las puertas a la ampliación de UNEN. “No debemos cerrar la construcción con un candado. Debemos construir una mayoría”, enfatizó el mendocino y explicó: “Para construir una mayoría lo principal espera qué y no con quién. Debemos hablar con más gente para ser alternativa de gobierno, pero no con la calculadora en la mano sino con ideas y propuestas.”

“Volveremos/volveremos/volveremos otra vez/volveremos a ser gobierno/ como en el ’83”, fue le grito con el cual los militantes que llenaron el Luna Park recibieron a Ernesto Sanz cuando subió al escenario para lanzar oficialmente su precandidatura presidencial dentro del Frente Amplio UNEN.

La espera fue larga, ya que el acto estaba convocado para las seis, pero el equipo de Sanz prefirió esperar a las 20 –hora de comienzo de los noticieros de televisión– para dar su discurso. La música funcional sirvió para amenizar el paso del tiempo mientras el Luna Park iba recibiendo a los militantes. El compilado que sonaba a todo volumen sólo era interrumpido porbreves videos que mostraban las intervenciones en forma de chicanas del senador radical ante los informes del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Cada uno de esos videos terminaba con un sello con la consigan “basta de mentiras”. Lo único que rompió el esquema previsto por los organizadores fue la presencia de Elisa Carrió, quien con su ingreso concentró la atención y levantó los únicos aplausos que el público brindó por fuera del discurso de la figura convocante.

A lo largo de su discurso Sanz no dudó en castigar al kirchnerismo por sus políticas. “Recibieron un país que empezaba a salir de una crisis y nos entregarán un país en plena crisis y en peligro de hundirse”, afirmó Sanz y explicó: “Les llovió la plata, la despilfarraron y se les acabó.”

Sanz no dudó en dar por terminado al gobierno y en tildarlo de conservador. “A los que usurparon el progresismo ya se les cayó la máscara, son conservadores porque lo único que quieren es conservar el poder. Esta es una historia terminada, esto está listo.”

El mendocino no se privó de utilizar los latiguillos que más deleitan los oídos radicales y denunció clientelismo y corrupción. “Este gobierno en diez años nunca tuvo un plan para nada. Para lo único que tuvieron un plan es para la justicia. Les aviso que no les va a servir porque si soy presidente voy a crear una CONADEP de la corrupción, para que ningún hecho de corrupción se pierda en el olvido y para que ningún delincuente crea que el tiempo es su aliado.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp