Se quejaba de un fuerte dolor y descubrieron que tenía un celular en los intestinos

Un caso insólito ocurrió en una cárcel de Egipto, luego de que un preso se quejara de un fuerte dolor de estómago y al momento de ser atendido, descubrieron un celular alojado en su intestino.

Con el fin de burlar los controles y poder contar con este dispositivo al interior de la cárcel, Mohamed Ismail Mohamed tragó un celular cubierto con un plástico. No obstante, no saldría como él esperaba.

Su cuerpo, evidentemente, comenzó a rechazar este cuerpo extraño en su interior y comenzó a sentir fuertes dolores en la zona abdominal.

Ya cuando el dolor se volvió intolerable, pidió ayuda. Se le realizó una tomografía computarizada, descubriendo que tenía un celular obstruyendo las vías intestinales.

En consecuencia, debieron realizar una intervención quirúrgica de emergencia. ¿La sorpresa? Este celular se lo había tragado hace más de seis meses.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp