Se registró una avalancha durante el recital del Indio Solari y hay muertos

Una avalancha se produjo esta madrugada al término del recital del Indio Solari en la ciudad bonaerense de Olavarría que, según las primeras informaciones, habría provocado muertos y heridos.

El director del hospital de Olavarría, Osvaldo Daniel Mariano, confirmó que dos adultos ingresaron sin vida, uno de ellos de apellido Leal. A su vez el subsecretario de Salud de esa localidad, Germán Maroni precisó que uno de los jóvenes falleció por politraumatismos y el otro por un paro cardiorrespiratio.

En el predio la Colmena donde se desarrolló el recital se encuentran trabajando policías y bomberos de Olavarría y de la provincia de Buenos Aires.

El recital fue multitudinario, se estima que concurrieron 300 mil personas, mientras que la capacidad es para 250 mil.

La avalancha se produjo durante el clásico pogo que terminó provocando una avalancha.

A los 20 minutos de iniciado el recital, se enojó con un grupo de fanáticos pasados de copas, que estaban siendo aplastados en la parte delantera del campo. “Son siete tipos que están rompiendo las pelotas. Alguien tiene que ir a sacar a esos boludos”, dijo. Luego pidió: “Prendan las luces, por favor”.

Antes de reclamar que intervenga Defensa Civil, los increpó: “Los que están borrachos que vayan para atrás”. Visiblemente enojado, miró a un fan y le dijo: “¿Qué tirás, pelotudo?”. Y tras 20 minutos de pausa forzada, intentó retomar su gran fiesta. La tensa calma reinaba en Olavarría.

Siguió con “Héroe del Whisky” y “Etiqueta negra”, pero tuvo que volver a interrumpir el recital por los incidentes en los primeros metros del predio. “Vamos a hacer una pausa, hay 20 personas que están deteniendo todo”, advirtió a las 22.53.

“Es muy loco lo que está pasando”, dijo el Indio unos 20 minutos más tarde y continuó el show con “Babas del diablo”. Después, “Las increíbles andanzas del Capitán Buscapina”, con la que invitó “a recordar a un querido amigo”.

Pero la tensión frenó a Olavarría a eso de las 23.40. “Ya no tengo más ganas de tocar”, dijo el cantante, molesto por la intermitencia del show luego de “Esa estrella era mi lujo”. Pero rápidamente levantó los ánimos con “Todo preso es político”, en uno de los tramos más eufóricos del show. Recordó a las Abuelas de Plaza de Mayo y pidió que los que tienen 40 años de edad y dudas de su identidad se acerquen a ellas.

La logística para el evento fue implementada en conjunto por la policía local y los ministerios de Seguridad de la provincia y de la Nación; este jueves, Cristian Ritondo llevó a Olavarría 10 patrulleros, 20 motos y un dron.

El operativo sanitario incluyó hospitales móviles provistos por el gobierno provincial y un sistema de emergencia dentro del predio, instalado por los productores del evento, que además contrataron 1.200 efectivos de seguridad privada.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *