Se va: últimos 6 meses de Barovero en River

No es una decisión en caliente. Hace mucho que la viene madurando. Desde esos mano a mano decisivos por la Copa Libertadores que se dio el gusto de levantar. La felicidad de ser campeón vino acompañada por un desgaste importante. Como alguna vez le pasó a un tocayo suyo, este Marcelo también se está quedando sin energías. Y así como Bielsa un día plantó a la Selección, Barovero tiene decidido que sólo defenderá el arco de River por seis meses más. Luego, buscará nuevos horizontes fuera del país.

La noticia se da en medio de las negociacionespara renovar el contrato que justamente se vence en junio. ¿Entonces Trapito será un nuevo caso Chichizola, Rojas o Sánchez? No es la idea. Las partes están cerca de cerrar el acuerdo para extenderlo, pero eso no significará que el capitán quedará blindado por el tiempo que se establezca en el nuevo vínculo sino que ya le dieron la palabra de que no pondrán trabas para su partida (y tampoco lo colgarán si no firma antes de ir a Punta del Este, porque que se trata de una situación personal hablada con antelación). De hecho, el cordobés tiene propuestas de clubes españoles y mexicanos que, si quisiera, podría aceptar ahora para mudarse a mediados de año como jugador libre.

Una señal la dio cuando el equipo del Muñeco perdió contra Chapecoense en Brasil. El cordobés terminó ese partido con una molestia y, luego de ser clave con sus atajadas, se metió al vestuario angustiado y con lágrimas en sus ojos. “Son muchos viajes, mucho cansancio, mucho stress…”, hizo catarsis frente a los micrófonos, mostrando más dolor que alegría por haber logrado la clasificación a la semifinal de la Sudamericana.

Las atajadas en el Mundial de Clubes -a Messi en la final y las fundamentales ante los japoneses del Sanfrecce- podrían haber sido sus últimas imágenes con el famoso buzo verde que se transformó en record de ventas después de atajarle el penal a Gigliotti, el hito que cambió su vida deportiva. Sin embargo, luego de evaluarlo con su familia y sus representantes (Humberto Váttimos y Marcelo Franceschini), el arquero optó por seguir al menos un semestre más en el que deberá defender la chapa de campeón de América. Tremendo desafío para el que necesitará una buena recarga de pilas durante estas vacaciones que terminarán el 10 de enero.

Ese día se reencontrará con los otros subcampeones del mundo para encarar los últimos meses de su paso por Núñez que comenzó a mediados del 2012, cuando el equipo de Almeyda volvió a Primera. Enseguida se ganó una titularidad que nunca largó, de a poco se fue convirtiendo en uno de los líderes del vestuario hasta adueñarse de la capitanía, y con atajadas que hicieron historia conquistó el corazón de los hinchas. Así marcó una época que se acerca al final.

Fuente: Olé.com

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp