Triple A: el lunes finaliza el alegato de la representante de la agrupación Hijos

El próximo lunes, desde las 8:30, finalizará el alegato de la abogada de la agrupación Hijos Bahía Blanca, Mónica Fernández Avello, en el marco del juicio oral por el cual se encuentran imputadas cuatro personas acusadas de integrar la organización paraestatal Triple A durante la década del 70.

A principios de abril, el Ministerio Público Fiscal solicitó hoy penas que van de los diez años a prisión perpetua para las cuatro personas que se encuentran acusadas.

Las solicitudes fueron formuladas por el fiscal Pablo Fermento, en la conclusión del alegato de la acusación durante una audiencia que se llevó a cabo de modo virtual y fue transmitida por el canal de Youtube de la Universidad Nacional del Sur ante el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca que integran los jueces Roberto Amábile, Marcos Aguerrido y Pablo Díaz Lacava.

En la causa se encuentran imputados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Angel Forcelli (71) y Osvaldo Omar Pallero (78), acusados de integrar una asociación ilícita y de homicidio en perjuicio de 24 personas.

Además a Aceituno se lo acusa de ser uno de los autores del asesinato del estudiante David “Watu” Cilleruelo en las instalaciones de la Universidad Nacional del Sur.

Fermento pidió al Tribunal que Aceituno sea condenado a “prisión perpetua por ser penalmente responsable en calidad de autor del delito de asociación ilícita conformada para la comisión de hechos delictivos indeterminados, constitutivos de lesa humanidad”.

Además por considerarlo “coautor del homicidio agravado por haber sido cometido por alevosía en perjuicio de David Cilleruelo”.

En tanto que para los otros tres imputados el funcionario judicial pidió que se los condene a la pena de “diez años de prisión por ser penalmente responsables del delito de asociación ilícita para la comisión de hechos delictivos indeterminados, constitutivos de lesa humanidad”.

Durante la exposición el fiscal sostuvo que “los hechos atribuidos penalmente a los cuatro acusados configuran delitos contra la humanidad y genocidio”.

Más adelante dijo que “todos estos pedidos tienen en el fondo un carácter reparatorio y responden a la naturaleza de los hechos juzgados” y que “los crímenes de la organización delictiva que integraron los acusados además de destruir vidas y familias arruinaron de manera silenciosa miles de proyectos de vida individuales y colectivos”.

“Los hechos que estas personas cometieron siguen atravesando a la sociedad, la condena cumple una función reparadora ya que únicamente de esa manera se clausura el capítulo de impunidad”, expresó.

También sostuvo que “este Ministerio Público Fiscal entiende que la pena no puede ser otra que el máximo de la escala penal” al señalar que “lo absolutamente prioritario debe ser la reparación simbólica en la mayor medida que sea posible”.

Además el funcionario nacional solicitó a los jueces que se revoque la detención domiciliaria de uno de los imputados y que se ordene la detención inmediata de los imputados en libertad”.

Fermento sostuvo que “de los cuatro imputados que llegaron a esta etapa del proceso, tres la transitan en libertad”, en referencia a Pallero, Curzio y Forcelli, en tanto que restante Aceituno cumple la detención bajo la modalidad domiciliaria.

“Por la memoria de las víctimas y por la dignidad de familiares y sobrevivientes, por la valentía de quienes prestaron testimonio y por el silencio de quienes no pudieron hacerlo, por el fin de la impunidad y del miedo, que sea justicia”, puntualizó el fiscal.

Comentarios

Comentarios

comentarios