8 años sin Ricardo Fort

Ricardo Fort murió el 25 de noviembre de 2013, a pocos días de haber celebrado su cumpleaños número 45 años. Como un anticipo de su desenlace, en varias oportunidades lanzó: ”Yo me voy a morir joven”.

“El Comandante” como le gustaba que lo llamarán, cumplió con su profecía de triunfar en los medios y ser querido por el público.

Tras permanecer internado por fuertes dolores abdominañes en el Sanatorio de la Trinidad, el mediático murió tras un paro cardíaco asociado a una hemorragia digestiva masiva que lo llevo a la muerte, a pesar de las maniobras de reanimación.

La familia había sospechado de mala praxis, pero profesionales que lo atendieron en sus últimas horas fueron sobreseídos en dos oportunidades. La Justicia tuvo que hacer un exhaustivo análisis para determinar que no hubo mala praxis y que su deceso se produjo por “muerte súbita cardíaca”.

Además de su obsesión por la cirugía estética, sus dolores crónicos en la espalda y la rodilla hicieron que el empresario se sometiera a decenas de operaciones.

Entre sus cirugías, se realizó más de 27 solo para mejorar sus aspecto. Se operó la cara, donde se puso una prótesis en la pera y se retocó los pómulos, el torso, y hasta se hizo un llamativo procedimiento en el que se implantó tres centímetros de talones para ser más alto.

Ricardo Fort tuvo dos hijos. Desde muy joven quiso ser papá y pudo cumplir su deseo a los 36 años, por subrogación de vientre. El 25 de febrero del 2004, en Los Ángeles nacieron los mellizos Marta (nombre elegido en honor a la mamá del mediático) y Felipe (por su abuelo y fundador de la fábrica de chocolates).

Martita y Felipe Fort. “Es muy probable que hereden la veta actoral de su papá”, indicó a la prensa Gustavo Martínez, el tutor de los menores.

En febrero de este año, Martita y Felipe Fort cumplieron 17 años. Hasta que no alcancen la mayoría de edad, viven bajo la tutela de Gustavo Martínez, que era la pareja de Fort cuando murió.

“Los chicos son divinos, son mi vida. No salgo a ningún lado sin ellos, lo único que hago es trabajar y estar con ellos”, supo relatar el tutor a Teleshow.

Quién se quedó con la herencia de Ricardo Fort
Marta y Felipe son los herederos universales de su padre desde el momento de su muerte. Hasta que cumplan 18 años, su tutor manejará el dinero. Ricardo Fort no dejó plata en efectivo ni en cuentas, pero tampoco dejó deudas. A raíz de esto que el patrimonio que hoy corresponde a sus hijos incluye el 16% de la empresa FelFort, una colección de autos y motos de alta gama y varios inmuebles. (TN)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp