Abogado de APDH: "La Justicia comienza a dar pasos en la investigación"

El abogado de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Bahía Blanca Walter Larrea afirmó que “la Justicia Federal comienza a dar pasos concretos y en el sentido que la justicia como valor viene reclamando desde hace tiempo que es la investigación, la detención y eventualmente el procesamiento” en referencia a la
detención de un ex gremialista imputado por delitos de lesa humanidad en la causa por crímenes de la Triple A.

“Es una noticia auspiciosa y muy esperanzadora que el actual magistrado avance con pasos decididos y firmes sobre la complicidad militar y civil”, expresó Larrea a radio Nacional Bahía Blanca. El letrado hizo referencia a la labor del flamante juez Federal 1 subrogante de Bahía Blanca, Alejo Ramos Padilla, quien está a cargo de las causas por delitos de lesa humanidad, como el de la Triple A.

Como se sabe, el magistrado ordenó las detenciones de tres ex matones de la Triple A bahiense, alguna vez contratados como “personal de Seguridad” por el rector interventor Remus Tetu, y que están imputados en distintos delitos de lesa humanidad.

El representante legal de la APDH comentó que pese a que no se presentaron como querellantes en ésta causa, “ésto tiene una vinculación con los procesos que hemos presentado, que tienen que ver con los militares que han sido juzgados y que están siendo juzgados, y con la pata civil, es decir, con los casos de Massot, Vara, Girotti y Sierra”.

Forcelli, junto a los detenidos Juan Carlos Curzio, Osvaldo Omar Pallero, Raúl Roberto Aceituno y Héctor Oscar Chisú, “está sindicado como miembro del grupo parapolicial Triple A y ya había sido contratado antes del golpe por la intervención fascista de Remus Tetu en la Universidad Nacional del Sur.

“No es menor el accionar de la Triple A, pues sirvió para generar las condiciones de violencia política en el país que justificaron, entre otras cosas, el pronunciamiento golpista del 24 de marzo”, puntualizó Larrea.

En abril pasado, los fiscales de la Unidad de Derechos Humanos José Nebbia y Miguel Ángel Palazzani habían solicitado que fueran investigados 22 homicidios cometidos por grupos como la Triple A en Bahía Blanca, entre entre 1974 y 1975, la etapa del terrorismo de Estado anterior al golpe del 24 de marzo de 1976.

Desde 1974, la Triple A operó en la regional de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y después también en la Universidad Nacional del Sur (UNS). “La penetración de la organización criminal en aquella institución educativa se instrumentó con la designación de Remus Tetu como rector interventor” de la UNS en 1975, según estableció la investigación de la Unidad Fiscal.

Entre sus víctimas se cuenta el dirigente estudiantil David “Watu” Cilleruello, de 23 años, militante de la Federación Juvenil Comunista (FJC), asesinado el 3 de abril de 1975 dentro del edificio de la UNS por integrantes de “la patota” contratada por el interventor Tetu, según numerosos testimonios recogidos en la investigación. (Agencia Télam)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp