AFA, hora cero

Hay varios temas capitales de resolución urgente en la nueva era del fútbol argentino.

Esta semana se reabrirán las puertas de la vieja casa de Viamonte 1366. Cuando gire la llave en la cerradura se abrirá una nueva era, ahora sin la omnipresencia de Julio Grondona. Se vienen tiempos turbulentos por lo que está en juego (el poder) y los asuntos por resolver (innumerables), algunos de solución perentoria. La relación de la AFA con el continente y con la FIFA también deberán atenderse con premura.

1 La Selección.

Hay que nombrar al nuevo técnico. Existe consenso en designar a Martino pero, aunque parezca una exageración, definir al entrenador es lo de menos. Porque debe ratificarse la línea actual o pensar un proyecto diferente y, de ser así, ¿cuál? Carlos Bilardo ya dijo que no tenía fuerzas para seguir. Pero el que no abandonará el cargo en los juveniles es Humberto Grondona. El 3 de setiembre la Selección debe jugar con Alemania en Düseldorff.

2 La sucesión.

Luis Segura, vicepresidente a cargo. Dentro de los próximos 90 días, una Asamblea Extraordinaria decidirá si extiende el mandato hasta las elecciones del 25 de octubre de 2015 o adelanta el comicio. Lo más probable es que Segura complete el último mandato de Grondona y se mantenga la fecha del 25-10-15 para elegir nuevas autoridades. Entonces, habrá más de un año pa ra discutir un proyecto de AFA. Nada indica que esto ocurra, que haya un debate sobre el diagnóstico y se busquen las mejores soluciones, si no todo lo contrario. Lo más probable es que sólo la lucha por acceder a la presidencia domine los próximos 12 meses. En ese marco, la relación política con los candidatos a las elecciones nacionales no pasará inadvertida porque hay asuntos que merecen atención.

3 El dinero.

La sociedad con el gobierno kirchnerista por el programa Fútbol para Todos y el proyecto de Prode Bancado, que no es otra cosa que el sistema de apuestas online, eran los dos temas a los que Grondona dedicaba su preocupación. La AFA quería más dinero del FPT y eran frecuentes las charlas Grondona-Zannini. Desde la AFA puede haber nuevos interlocutores (José Luis Meiszner, tal vez Aníbal Fernández) pero, ¿el kirchnerismo está en condiciones de incrementar lo que aporta? Es más, ¿tendrá voluntad política de hacerlo cuando dentro de un año habrá cambio de autoridades? Como fuere, con el mismo dinero o con más, habrá una fuerte discusión interna sobre el reparto. River (ver aparte) y Boca ya reclaman un “nuevo orden”. Y ese reclamo conlleva otro: el de tener más peso en todas las decisiones de la AFA. Lo mismo ocurre con el Prode Bancado pero en este punto, es el gobierno el que caminará con pies de plomo. Para los clubes, el reparto del FPT o de las apuestas online, es la misma discusión. Para el gobierno, no. ¿Licita o concede a empresarios amigos?

4 Los torneos.

Hasta fin de año se mantiene el esquema actual y desde 2015 se jugará el campeonato con 30 equipos. Fue resistido, siempre en voz baja, cuando lo impuso Grondona. Con la conducción de la AFA provisoria (con Segura hasta 2015 o con autoridades “adelantadas”) no parece haber tiempo de echar marcha atrás el proyecto. Ni otro para competirle, salvo mantener el sistema actual.

5 Relaciones externas.

Grondona manejaba la Conmebol a golpe de teléfono y con Blatter había un virtual cogobierno. Eso no existe más. La “alianza del Pacífico” (Chile seguido por Ecuador, Colombia y Perú) reclamarán protagonismo en la Conmebol y, sin Grondona, ya no habrá peso político desde los países atlánticos (Argentina, Uruguay, Brasil). Es probable que Blatter tampoco pueda contener el empuje del bloque europeo en la FIFA liderado por Michel Platini. La asignación de plazas para el próximo Mundial será todo un tema. Y a olvidarse de otro fixture favorable para la Selección a partir del Mundial 18.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp