Bajo un tremendo diluvio, Independiente y Boca igualaron 2 a 2 con el arbitraje de Facundo Tello

En un partido más cercano a una película que a una actividad deportiva, Independiente y Boca igualaron esta noche 2 a 2, bajo un diluvio increíble que azotó la ciudad de Avellaneda por la cuarta fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional.

El “xeneize” se adelantó en el marcador con un penal de Darío Benedetto, a los 16 minutos, pero igualó Gastón Togni, a los 30, y otra vez el “Pipa” puso adelante a Boca, a los 45, todo en el primer tiempo.

El “rojo” logró la igualdad a los 35 del complemento por intermedio del mediocampista Alan Soñora, bajo una lluvia torrencial que provocó la suspensión del cotejo a solo dos minutos para terminar el cotejo.

Boca terminó con diez hombres por la expulsión del defensor colombiano Frank Fabra, a los 24 del complemento.

El partido estuvo interrumpido durante más de 20 minutos, porque el árbitro Facundo Tello -a falta de dos- decidió frenar la actividad debido a la lluvia que cayó en el estadio “Libertadores de América”.

El partido fue más vibrante que bien jugado, porque los dos equipos se dedicaron más a obstaculizar al rival que a ir en busca del gol.

En ese contexto fue Boca el que tuvo mejor iniciativa, con la velocidad de Sebastián Villa y la siempre latente peligrosidad de Darío Benedetto.

Independiente ofreció una buena predisposición táctica, pero le puso más entrega que fútbol, porque Roa no estuvo demasiado conectado y el peso específico en la mitad de la cancha se notó.

Una falta sobre Villa en el área terminó en un penal que sancionó Tello y que Benedetto transformó en gol, para darle justicia a esa parte del cotejo.

No obstante, Independiente apostó al juego aéreo, con un Insaurralde insistente y en un córner desde la izquierda, el que bajó el balón fue Barreto y apareció Togni para establecer el empate.

Boca sintió en parte el impacto del empate, pero no se retrasó y abriendo la cancha trató de llevar peligro al área “roja” y en un balón que capturó Benedetto, luego de unos rebotes, el “Pipa” puso nuevamente a la visita adelante, con un zurdazo impresionante.

Los cambios le dieron una mejor predisposición a Independiente, ya que ganó en movilidad y trató de imponer su juego, y luego de la expulsión de Fabbra, los de Eduardo Domínguez ganaron en capacidad colectiva.

Boca aguantó, pero la lluvia le jugó una mala pasada, porque en pocos minutos el diluvio impidió que el partido se pueda desarrollar de manera normal.

El ingreso de Alan Soñora dio un poco de frescura y tras un centro desde la izquierda el mediocampista empató como si fuera Martín Palermo ante Perú, en el estadio Monumental, jugando para la Selección argentina.

Los minutos finales fueron un desorden que el agua y el propio árbitro Tello confundieron, no solo a los jugadores, sino también a los espectadores. (Télam).

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp