Casos de Botulismo en Córdoba: Dos personas continúan internadas

 

 

En el día de ayer el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba confirmó dos casos de Botulismo en Córdoba.
Se trata de dos turistas que se encontraban vacacionando en San Marcos Sierras. Actualmente, se encuentran internados en la ciudad de Córdoba.

Uno de ellos continúa en terapia intensiva, el otro ya se encuentra fuera de peligro.

La Dr. Laura Lopez confirmó que la intoxicación se produjo por el consumo de una conserva de jabalí.

“Una de las personas está en terapia, tiene una evolución buena pero lenta, como sucede en estos casos. Compraron una conserva de jabalí, la cual ocasiono la sintomatología y un cuadro clínico de intoxicación severa”, indicó al móvil de Radio Mitre Córdoba.
Sandra Belfiore, coordinadora del Programa de Inmunización del Ministerio de Salud, explicó que se trata de una “enfermedad neurológica muy grave que si se toma a tiempo, con el tratamiento oportuno, en general se tiene buena evolución”.

Además agregó que “dependiendo de la cantidad consumida de esta toxina, se fija a nivel neuromuscular en mayor o menor grado y la evolución de algunas personas es más lenta”.

Desde el ministerio, aclararon que el principal riesgo de esta enfermedad se encuentra en las conservas caseras y los productos enlatados.

Mientras tanto, la Secretaría de Alimentos retiró todos los alimentos que se encontraban a la venta en el puesto y se están llevando a cabo todos los procedimientos para evitar nuevas complicaciones.

Medidas preventivas

Se aconseja no elaborar conservas en gran cantidad, que no puedan ser consumidas en el momento.

No colocar gran cantidad de aceite en la superficie. Ya que se necesita oxigenación para que no se elabore esta toxina.

Si se adquieren productos enlatados, hay que verificar su fecha de vencimiento y comprobar que la lata no esté hinchada, abolladas u oxidada. Ante la mínima duda, no abrirlas y acercarlas a la secretaria de alimentos.

¿Qué es el botulismo alimentario?

Es una intoxicación grave producida por la ingestión de la toxina preformada en los alimentos contaminados.

Los síntomas iniciales de la intoxicación son náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, visión borrosa, visión doble, boca seca, dificultad para hablar y tragar. Este tipo de intoxicación se da principalmente en productos de origen vegetal. En menor frecuencia de origen animal, como mariscos y carnes de animales de caza en general.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp