Central no pudo sacar ventaja de su localía y empató ante Gremio en Arroyito

Después de un primer tiempo vertiginoso y un complemento un tanto más discreto, Rosario Central y Gremio de Brasil finalmente empataron en un gol, al cabo de un aceptable encuentro disputado esta noche en el “Gigante de Arroyito”, en el marco de la jornada inaugural del Grupo H de la Copa Libertadores de América.

Fernando Zampedri, a los 2 minutos de la primera etapa, inauguró el tanteador, en tanto, Everton, a los 12 del mismo período, niveló definitivamente las acciones para la formación de Porto Alegre.

En medio de un trámite equilibrado, se mostró ligeramente superior la visita ante un “Canalla” muy mejorado desde lo táctico y con rendimientos personales muy por encima del que venían esgrimiendo algunos jugadores en la última etapa de la era Bauza.

La temprana conquista de Zampedri, quien cabeceó con dificultad pero seleccionando impecablemente el lugar de destino del balón, luego de un centro desde la izquierda de Gil, pareció generar un rotundo cambio de escenario.

Más allá de que el conjunto de Renato Portaluppi no dio demasiadas garantías defensivas pese a contar con una caracterizada pareja de centrales, rápidamente se recompuso y empezó a plasmar en el terreno de juego la enorme jerarquía de algunos de sus mejores intérpretes.

El gol del empate no resultó más que una acabada muestra de capacidad individual, luego que el muy habilidoso Everton eliminara a dos rivales mediante su indescifrable gambeta para luego vulnerar la resistencia de Ledesma, quien minutos antes había sido protagonista de una tapada consagratoria al mismo jugador, luego de un grosero yerro del moreno Cabezas.

Tras nivelar el score, el conjunto visitante comenzó a dominar a su adversario pero la digna actitud del “Canalla” al momento de lastimarlo lo mantuvo siempre alerta. Gremio contó con la inestimable colaboración del permisivo árbitro Zambrano, quien promediando la etapa no expulsó al violento Geromel por un tremebundo codazo que impactó en la humanidad de Zampedri.

El complemento mostró a un Central con el ánimo retemplado, equipo que procuró acercarse a la victoria sin regalarse en su retaguardia.

No se entendió el más que evidente cambio de actitud del conjunto de Porto Alegre, que cuando se vio obligado a despojarse de las ataduras y tuvo la necesidad de ir a buscar demostró hallarse un escalón arriba del superado “Canalla” de Paulo Ferrari.

Sobre el final parecieron conformarse con la igualdad tras intercambiar golpe por golpe en algún momento del cotejo. Sin embargo, un soberbio tiro libre que estrelló el ingresado Jean Pyerre en el travesaño del dueño de casa en tiempo de descuento, estuvo a punto de otorgarle al elenco brasileño una victoria por la que hizo algo más. (NA)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp