Con Indiana y Oklahoma, ya están las finales de Conferencia

Indiana dejó atrás la humillación en el 5º juego, impuso su jerarquía para vencer 93-80 a Washington y se metió en su segunda final del Este seguida (primera para Scola) tras ganar la serie por 4-2. El rival, otra vez Miami. Largan el domingo.

Está muy lejos de su versión letal y contundente de principio de temporada, el juego es un sube y baja constante, la confianza de varios jugadores bajó muchísimo y los fantasmas están presentes casi siempre. Pero quién le quita lo bailado a Indiana. Su oficio y jerarquía, al menos por ahora, le alcanzaron para llegar al objetivo de mínima que se había planteado, la final de la Conferencia Este. Los Pacers se recuperaron de la humillación del quinto juego, ganaron por tercera vez seguida en Washington (93-80) y se quedaron con la serie ante los Wizards por 4-2. Sí, Scola jugará su primera definición de región, nada más y nada menos que ante Miami, el bicampeón.

Indiana se sacó rápido la modorra del último juego y salió con mucha más intensidad y compromiso, volcando el juego en un fino West (7) y en un Hibbert que mostró su buena versión, anotando (4) y defendiendo (dos tapas). La visita metió 7 de sus primeros 8 lanzamientos y se puso 16-10 en 5m30. Gortat hizo daño (8), pero Stephenson mató con su uno contra uno (9) y los de Vogel cerraron el primer cuarto 29-23 tras lanzar un genial 13-19 campo.

Scola ingresó en el segundo cuarto y fue parte de un buen rendimiento de los reservas junto con Watson y Mahinmi. Los Wizards empezaron a tomar malas decisiones en ataque, fallaron siete tiros seguidos, perdieron dos pelotas y los Pacers se escaparon 41-28 en 18m tras parcial de 12-5. La vuelta de los titulares a la cancha solidificó el dominio visitante. El ataque siguió funcionando al encontrar buenos tiros (58.8%), la defensa fue intensa y comprometida y secó a las estrellas rivales (5-16 campo entre Wall y Beal), y sólo Nené estuvo a la altura para los Wizards. Al descanso, Indiana llegó 52-40, con dos puntos (2-2 libres) y Luifa.

Washington se soltó tras volver del vestuario. Logró alimentar a Gortat abajo del aro, Wall pudo correr y llegó un parcial de 11-2 para limar un poco (58-51). Claro que Indiana no perdió la compostura y si bien no estuvo tan fino para el aro como en el PT, tuvo paciencia para encontrar gol, sobre todo de parte de West (10 en el 3º). La ventaja volvió a subir (69-55 a los 32m), pero con el buen ingreso de Gooden los Wizards cerraron mejor el 3º (71-63).

Scola volvió a entrar en el inicio del último y metió un lindo doble para cortar el envión de Washington, pero no alcanzó. Wall y Beal se encendieron y un triple del escolta puso a los Wizards 74-73 arriba a 8m30 del final. Pero cuando las papas quemaban, apareció David West como bombero. Guapo para estas batallas, el ala pivote clavó seis puntos y lideró un parcial de 12-2 para ponerse 85-76 a 3m40. Un lindo doble de Stephenson y otro doble de West fueron las dagas (89-76) a 1m27.

David West fue la manija de los de Vogel durante todo el juego y la rompió con 29 puntos (13-24 dobles), 6 rebotes y 4 asistencias en 38m. Stephenson también fue decisivo con 17 tantos, 8 pases gol y 5 recobres. ¿Scola? Terminó con 4 puntos (1-3 dobles, 2-2 libres) en 10 minutos.

El domingo, a las 16.30 de Argentina, Indiana tendrá su primera cita ante el bicampeón en la revancha de la final del Este de la temporada pasada. Deberá levantar muchísimo para tener chances ante el Heat, pero la mesa está servida para una gran serie.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp