Denuncian que el aumento de tarifas beneficiará a YPF

La facturación de la distribuidora porteña se duplicará, mientras que en empresas del resto del país el salto será menor. Es controlada por la hidrocarburífera estatal desde 2012.

Las distribuidoras y transportistas de gas podrían ir a la Justicia por la implementación de las nuevas tarifas residenciales presentadas hace dos semanas. Es que, más allá de saludar la esperada actualización de los valores del fluido para los hogares, las empresas interpretan que existió una discrecionalidad en el armado de los cuadros tarifarios que favorece a Metrogas, la mayor distribuidora del mercado, que es controlada por el Gobierno a través de YPF.

Desde que se publicaron las resoluciones del Enargas, el ente regulador, con los nuevos esquemas con aumentos de la tarifas de entre 200% y 650%, los privados se dedicaron a proyectar el impacto económico de la medida, que dependerá del entrecruzamiento de una serie de variables.

A pesar eso, en los últimos días empezaron a circular en la industria estudios realizados por empresas y consultores que señalan que Metrogas, encargada de la distribución del fluido en Capital Federal y algunas localidades del Conurbano, obtendrá ingresos significativamente más altos que el resto de las compañías.

El valor agregado de distribución (VAD) –tal como se denomina a la facturación después del pago a productores y transportistas– de la firma controlada por YPF (en 2012 adquirió la participación de la británica BG) se duplicará a partir de agosto, cuando finalice la saga de aumentos establecida por el Gobierno.

El VAD de Metrogas hasta antes de la recomposición tarifaria rondaba los $ 600 millones por año, repartidos de la siguiente manera: alrededor de $ 400 millones por el cobro de tarifas y $ 200 millones por la percepción del Focede, el cargo creado a fines de 2012 por el Gobierno para financiar obras de mantenimiento y ampliación de las redes de distribución. A partir de ahora, si se anualiza el ingreso de la empresa basado en las tarifas de agosto (luego de los ajustes de este mes y de junio), el VAD superará los $ 1.200 millones anuales.

“Los ingresos económicos de las distribuidoras crecerán entre 40% y 55%, con la excepción de Metrogas, que duplicará su facturación”, cuestionó un encumbrado directivo de la industria gasífera, que pidió la reserva de su nombre.

“De las proyecciones iniciales se desprende que el impacto económico en elbalance de Metrogas será mucho mejor que el del promedio de la industria”, advirtió el gerente comercial de otra empresa. “Los precios del gas para los usuarios de Metrogas son un poco más altos que los del resto, pero impactarán de forma mucho más significativa por la cantidad de clientes (cerca de 2 millones) y su categorización. Hay que estudiar bien el tema, pero si se comprueban estas proyecciones no descartamos presentarnos en la Justicia”, concluyó.

El VAD de Gas BAN, la segunda distribuidora del país, orilló hasta 2012 los $ 630 millones. En tanto que con el nuevo esquema, sus ingresos se acercarán a los $ 800 millones en el año. Camuzzi Gas Pampeana, que cobraba cerca de $ 420 millones en el año, contabilizará cerca de $ 630 millones con los nuevos aumentos. Distribuidora de Gas del Centro pasará de $ 240 millones a $ 360 millones. Y el ingreso de la distribuidora Cuyana se elevará de $ 200 a $ 280 millones.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *