Docente dijo que no hay que condenar al alumno que la apuñaló sino ayudarlo

 

Roxana Díaz, la vicedirectora que fue apuñalada por un alumno que desaprobó una materia ayer en Santiago del Estero, dijo que “sintió” que el adolescente “la quería matar” y que “tiene miedo” de volver al establecimiento educativo.

La docente, de 46 años, sufrió un corte en su brazo izquierdo y en el cartílago de la oreja derecha, pero aseguró que cuando el alumno, de 14 años, la apuñaló en el abdomen pensó que se moría.

Díaz se interpuso entre el alumno y la docente de historia que lo había desaprobado en un examen cuando el joven sacó un cuchillo para apuñalarla.

“Sentí que quería matarme, tenía una actitud de ‘a todo o nada’. Sentí que estuve al borde de la muerte, que mi hija iba a quedar sin madre”, afirmó la vicedirectora del colegio Benjamín Gorostiaga de la localidad santiagueña de La Banda al canal TN.

Díaz trabaja desde hace 20 años en el establecimiento, pero aseguró que hoy en día tiene miedo de volver.

“Esta escuela es mi casa, sin embargo no quiero pasar por la puerta, no sé si voy a poder volver a entrar, es lo que siento hoy”, apuntó, y manifestó: “No pude dormir, cierro los ojos y veo a alguien que me ataca”.

La docente explicó que observó al menor con una actitud extraña, con el rostro tapado y con intenciones de ingresar al salón donde se encontraban los profesores.

“Cuando veo que se dirige al sector de la administración, yo lo observó y tenía como los ojos idos. Él se me acerca como para abrazarme, yo retrocedo y me doy cuenta de que tenía un cuchillo en la mano izquierda, fue ahí cuando me pega una puñalada en el abdomen”, detalló.
Luego, Díaz contó que trató de sujetarlo y fue allí cuando recibió los cortes en su cuerpo.

“Cuando el cuchillo pega sobre mi brazo se rompe. Yo sangraba mucho y pedí ayuda mientras él intentaba huir”, completó su relato -detallado- sobre el hecho.

Al menor lo detuvo un profesor de educación física y la docente fue llevada por compañeras al Centro de Salud Integral de la localidad.

“Fue alumno mío en quinto grado, era un niño normal, dulce, que buscaba cariño”, recordó la vicedirectora, que por la tarde también es maestra de sexto grado en el colegio donde sucedió la agresión.

Y agregó: “Cuando me llevaron a declarar estaba el niño junto a su padre y la madre. Ella dijo que no entendía lo que había hecho porque siempre era buena con él”.

“Es un niño y necesita ayuda, no hay que condenarlo, hay que ayudarlo. Los responsables de los niños somos los adultos”, finalizó la docente.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp