Economía ratificó que Argentina no está en default y reiteró las críticas al proceso judicial

El palacio de Hacienda presentó un “Aviso legal a los tenedores de deuda” que entraron a los canjes del 2005 y 2010, en el que reiteró que Argentina no entró en “default” ya que depositó el dinero para el pago de esos títulos.

Además, el Ministerio de Economía les recordó a los bonistas que pueden cambiar el agente de pago y renovó las críticas al proceso llevado adelante por el juez Thomas Griesa.

“No hay ninguna duda de que la República Argentina ha pagado en tiempo y forma los montos correspondientes a los vencimientos de los Bonos Reestructurados de la manera exigida mediante el pago de los fondos en una cuenta del Fiduciario”, sostuvo la cartera que conduce Axel Kicillof en la nota remitida a los bonistas.

El documento fue publicado esta tarde en la página de internet del Ministerio de Economía, www.mecon.gov.ar.

“En otras palabras, la República ha pagado. La cuestión de la distribución de los fondos es un asunto diferente”, sostiene en otro tramo de la nota, en la que subraya también que el problema de cobro de los 539 millones de dólares “se suscita entre el Agente Fiduciario (Bank of New York Mellon -BNY Mellon) y los bonistas, y que (esto) ha surgido luego de que la República ya ha cumplido con sus obligaciones de pago”.

Economía recordó que a comienzos de julio pasado intimó al BONY, “a que cumpla con sus obligaciones de distribuir los fondos de los bonistas que fueron depositados por la República”, y que también  informó a los bonistas que, según el prospecto de emisión de deuda, “podrán remover al Agente Fiduciario del cargo en cualquier momento y designar a un sucesor”.

De esta manera, la cartera rechazó las interpretaciones hechas por  calificadoras de riesgo en torno a que Argentina entró en un “default técnico” al no concretarse el pago a los bonistas con títulos reestructurados.

El Ministerio de Economía sostuvo que “algunos de los pagos aún no han llegado a las cuentas de los bonistas” debido al bloqueo dispuesto por el juez Griesa en la causa presentada por fondos buitre, “que involucra a un pequeño número de acreedores que no participaron en los Canjes de 2005-2010”.

La orden de Griesa dispuso congelar los 539 millones de dólares depositados por Argentina en el BONY para el pago a los bonistas que entraron al canje bajo legislación neoyorquina y de otros distritos internacionales, hasta que el país no le pague los 1.600 millones de dólares que su fallo dispuso en favor de los fondos buitre.

“Este factor de riesgo”, es decir la imposibilidad de cobro por parte de los bonistas que entraron al canje, a pesar de haber pagado el Gobierno, “ya había sido informado por la República Argentina en los Prospectos de las Ofertas de Canje de su Deuda Soberana de los años 2005 y 2010”, recordó el Palacio de Hacienda.

“El presente aviso no deberá interpretarse o entenderse como asesoramiento legal por parte de la República Argentina”, destacó el Ministerio de Economía, al tiempo que se comprometió con los bonistas a mantenerlos “regularmente informados sobre esta situación”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *