El escudo protector

La oposición intentó que la Legislatura aprobara un rechazo a los polémicos dichos de Macri sobre los piropos, pero el oficialismo se opuso. Dijo que con las disculpas alcanza.

Los diputados de la oposición porteña intentaron, sin éxito, aprobar en la Legislatura una declaración de repudio a los dichos de Mauricio Macri sobre los piropos. “A todas las mujeres les gustan los piropos, aunque les digan groserías como qué lindo culo tenés”, sentenció el jefe de Gobierno. El rechazo fue propuesto en dos proyectos diferentes, presentados por la legisladora del FpV Claudia Neira y el diputado del Frente Progresista Popular Aníbal Ibarra. Ninguno consiguió los cuarenta votos necesarios para ser incluidos en el debate dentro del recinto: el bloque del PRO se opuso y evitó el pronunciamiento contra Macri.

El debate se originó antes de que terminara la sesión en la Legislatura. Neira pidió discutir la iniciativa, con el fin de que los diputados manifestaran “su más enérgico repudio” a los dichos de Macri. La legisladora señaló que las palabras del jefe de Gobierno “constituyen una abierta apología de la violencia y del acoso hacia las mujeres”, y agregó que se trata de un hecho “preocupante teniendo en cuenta que las declaraciones fueron hechas sólo siete días después de celebrarse la Semana Internacional contra el Acoso Callejero”.

Ibarra hizo lo propio y llevó también su proyecto de declaración de repudio a la mesa de entradas de la Legislatura porteña. El ex jefe de Gobierno expresó que las opiniones de Macri “se dirigen a la cosificación del cuerpo de la mujer, estereotipando y convirtiendo a las mujeres, en el imaginario social, en un objeto sexual, promoviendo un mensaje que naturaliza la subordinación de la mujer a los deseos de los varones”. “Desde su investidura de jefe de Gobierno de la ciudad, sus palabras producen violencia institucional, promoviendo la conducta del violador y el golpeador para el resto de la sociedad”, criticó el diputado.

El bloque del PRO, que cuenta con 28 de los 60 escaños, no acompañó la iniciativa. De hecho, los legisladores macristas Carmen Polledo, Alejandro García y Helio Rebot pidieron también la palabra para defender a su jefe político. “Celebro que sea una persona inteligente, que reflexione, que revea su actitud y pida disculpas. Seguir con este tema bordea el ridículo”, manifestó Polledo, titular del bloque macrista.

En diálogo con Página/12, Neira afirmó que si bien la petición no fue aceptada, la discusión pasará a comisión, donde “haremos el debate sobre la postura que debe tomar la Legislatura frente a un caso como éste”. “El jefe de Gobierno pasa por arriba de todas las instituciones de la Ciudad al hacer este tipo de afirmaciones.”

Consultada por las declaraciones de integrantes mujeres del espacio PRO, que salieron a defender los dichos de Macri, como el caso de la diputada Laura Alonso, o de la propia Polledo, Neira sentenció: “Me parece lamentable lo de Laura Alonso, que se llene la boca hablando de institucionalidad y luego, con tal de defenderlo (a Mauricio Macri), justifique estas afirmaciones”.

El diputado por el FpV Gabriel Fuks también salió en respaldo del proyecto presentado por su compañera de bancada. “Este error que cometió el jefe de Gobierno no es un error menor y amerita un debate y sacar conclusiones”, afirmó a este diario.

La iniciativa de aprobar una declaración de repudio fue apoyada también por representantes de otras fuerzas políticas. El diputado Alejandro Bodart, en representación del MST, afirmó: “Con tal de defender la grosería de su jefe político, los diputados del PRO argumentaron que pedir disculpas vale más que cometer el error. Pero si no se condena la violencia verbal contra las mujeres, y más aún si la ejerce un gobernante, se habilitan formas más extremas de violencia de género”.

El miércoles, Macri pidió disculpas por sus declaraciones a través de su cuenta de Twitter, luego de que su hija “lo retara” por sus afirmaciones en una emisora radial de Ushuaia. En su defensa, aseguró que sus comentarios a favor de los piropos, aunque sean groseros fueron motivados por su “galantería”. Macri había opinado sobre una conversación que mantenían los conductores con sus oyentes previa a la entrevista, acerca del acoso callejero. Y se explayó sobre el tema.

Fuente: Pagina 12.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *