El Gobierno analiza sumar dólares para las reservas a través de un acuerdo con bancos internacionales

La sequía impactará en el ingreso de divisas a las reservas del Banco Central. Los últimos cálculos privados disponibles hablan de un piso de US$10.000 millones menos que el año anterior. Si bien en el Gobierno confían en que el costo será menor, que parte se recuperará por precios y que el fenómeno climático conocido como “La Niña” se retirará desde febrero, ya comenzaron a diseñar alternativas para engrosar las arcas del BCRA en pleno año electoral.

En ese camino fue el anuncio de recompra de bonos de la deuda por US$1000 millones que lanzó el ministro de Economía, Sergio Massa, focalizando en los títulos con vencimiento más cercano: los globales 29 y 30, por un valor nominal de US$2500 millones y que cotizaban por debajo de 30 dólares.

Ambos títulos pagaron intereses durante este enero y lo harán el 9 de julio, dado que son bonos con amortización semestral. Con la recompra, el Gobierno aliviaría la salida de divisas en la previa al calendario electoral. Para julio, entre todos los bonos, el Tesoro debe pagar vencimientos de interés por más de US$1100 millones.

La recompra de deuda en lo primeros dos días llegó a unos US$200 millones, según operadores del mercado. La medida genera “un precio sostén” a bonos (que valen hoy lo mismo que en mayo de 2022) y así reforzar a la baja el riesgo país, que todavía aleja cualquier posibilidad de que las empresas, y más aún el Estado puedan financiarse en el mercado de capitales.

En ese contexto, en los despachos oficiales admiten que está en análisis reactivar las negociaciones con bancos internacionales, una herramienta que el propio Massa había anticipado apenas asumió, en agosto de 2022.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp