El Municipio impulsa un plan de regularización de veredas pensando en la accesibilidad y la forestación del macrocentro

A partir del 31 de enero el Municipio instrumentará un plan de regularización del estado de veredas con el objetivo de fomentar la forestación.

En una primera etapa será en un sector del macrocentro, seleccionado por el estado de las veredas y la situación de los ejemplares arbóreos.

Para su implementación se realizará un relevamiento que incluirá los recintos (deposito donde se planta el árbol), con el fin de adecuar las veredas de zonas identificadas como críticas y, posteriormente, realizar la forestación a través de la campaña Bahía Planta, con árboles que serán entregados por el Municipio.

Los vecinos tendrán un plazo de 60 días para reparar las veredas y abrir los recintos correspondientes.

Es importante destacar que la presencia de los árboles modera el clima urbano ya que filtran el aire, el agua, la luz solar, los ruidos; enfrían el ambiente y ayudan a conservar la energía. Su ubicación estratégica puede ayudar a enfriar el aire entre 2 y 8 grados centígrados.

Dicho relevamiento, a cargo de la Secretaría de Gestión Urbana, permitirá además, constatar el estado de las aceras para asegurar el tránsito seguro de personas con discapacidad.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp