El oficialismo buscará sancionar la ley para proteger los activos de bancos centrales extranjeros

La intención del Frente para la Victoria (FPV) es poder convertir en ley esta semana o la próxima a más tardar, la iniciaitiva que protege los activos de bancos centrales extranjeros, ya que es una herramienta necesaria que requiere el gobierno nacional.

Por ese motivo, la bancada del FPV -que conduce la bonaerense Juliana Di Tullio- decidió acelerar para el martes la firma del dictamen que se discutirá en el marco de un plenario de comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Finanzas.

En esos cuerpos el oficialismo tiene mayoría para imponer su criterio de firma de despacho de comisión, lo que le permitiría convocar a una sesión especial para este miércoles para convertir en ley esta iniciativa que fue aprobada el pasado 10 de Julio en el Senado.

Fuentes de la bancada oficialista dijeron que la intención “es emitir dictamen el martes y si podemos aprobarlo el mismo miércoles, porque es un tema que tiene consenso entre las bancadas parlamentarias mayoritarias”.

De hecho, el Senado aprobó por unanimidad esta iniciativa diseñada por el gobierno nacional, y todos las bancadas parlamentarias expresaron su aval a que la Argentina, como en otros países, cuente con una ley que otorgue inmunidad a los activos de los bancos centrales extranjeros.

Por ese motivo, en el oficialismo sostienen que el plenario de las comisiones, que conducirán los titulares de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona, y de Finanzas, Carlos Heller, emitirá un dictamen con un amplio respaldo a esta iniciativa de la mayoría de las bancadas políticas.

El proyecto que aspira a votar el oficialismo establece que “los Bancos Centrales extranjeros u otras autoridades monetarias extranjeras son inmunes a la jurisdicción de los Tribunales argentinos”.

Solo estarán exceptuados de esa protección en caso de “consentimiento expreso a través de un tratado, contrato, acuerdo de arbitraje o mediante una declaración escrita posterior al inicio de una controversia judicial; por reconvención basada en la misma relación jurídica o cuando la demanda versare sobre una actividad ajena a sus funciones”.

A lo largo del proyecto se fija que “los activos de un Banco Central Extranjero o una autoridad monetaria extranjera que sean utilizados para el normal desenvolvimiento de las actividades estaduales relativas a la ejecución de la política monetaria, gozan de inmunidad de jurisdicción” ante la Justicia argentina respecto de cualquier medida coercitiva que pudiera afectarlos.

Esta inmunidad “será aplicable en la misma medida en que los activos del Banco Central de la República Argentina gocen de inmunidad conforme la legislación del país al cual pertenece el Banco Central extranjero de que se trate”.

Asimismo, se establece que las disposiciones de esta Ley serán instrumentadas a través de la suscripción de convenios bilaterales con las respectivas autoridades monetarias extranjeras.

En los fundamentos de la iniciativa, se menciona “la experiencia del propio Banco Central de la República Argentina que en los últimos años se vio expuesto a desafíos judiciales en tribunales de diversas jurisdicciones”.

Además, se argumentó que la  protección a los activos de los bancos centrales extranjeros cuando son invertidos en otro país tiene su fundamento en “la conveniencia de preservar la capacidad de un país de poder manejar libremente su política monetaria y cambiaria”.

También el gobierno argumentó que “la incorporación de la defensa de la inmunidad de jurisdicción y ejecución con relación a los Bancos Centrales extranjeros y a sus activos pretende poner a nuestro país a la vanguardia de las legislaciones sobre la materia, permitiendo que sea considerado como plaza de inversión por otros Bancos Centrales”.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp