El puerto de Bahía Blanca realizará obras de mejoramiento para Ingeniero White

El Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca llevará adelante la remodelación y ampliación del Centro de Salud Leonor Natali de Cappelli de Ingeniero White y la unidad sanitaria de Saladero, reforzando nuevamente el sistema de salud pública local. Además, se realizarán obras de mejoramiento en la luminaria de los barrios Boulevard, Juan B. Justo y Saladero.

El presidente del CGPBB, Federico Susbielles, junto a María Natalia Urriza, Jefa de planificación estratégica y proyectos especiales y Francisco Weyland, Jefe de área de Ingeniería, Infraestructura y Mantenimiento del Ente Portuario, anunciaron importantes obras de mejoramiento para la comunidad. Estuvieron acompañados por Antonia Katy Aponte, de la Asociación Vecinal del barrio Saladero, Graciela Franco de la Sociedad de Fomento Juan B Justo y Adriana Olivo, presidenta de la Asociación Cooperadora del Hospital Menor de Ingeniero White.

En el marco del Programa White 2030, el Puerto de Bahía Blanca llevará adelante el proyecto que trabajó junto a un equipo multidisciplinario para diseñar la remodelación y ampliación del sector de guardia, instalaciones diversas y reformas estructurales que permitirán elevar la calidad de los servicios y brindar atención a una mayor cantidad de pacientes.

La propuesta de ampliación incluye mejoras en el edificio existente del hospital, la construcción de una nueva guardia y de un salón de usos múltiples que actuará como eventual sala de confinamiento y la relocalización del vivero.

La construcción de un edificio nuevo, lindante al existente, implicará una superficie de 734 m2 (650 de ellos en planta baja y 84 en planta alta). Esta construcción corresponde al sector de la nueva guardia y al salón de usos múltiples.

El edificio nuevo se estructurará en torno a un patio abierto, el cual permite una iluminación controlada de la Guardia. Este nuevo espacio divide y organiza las circulaciones dentro del hospital y también las diversas actividades que se llevan adelante.

La nueva guardia es uno de los puntos centrales en el nuevo edificio. La misma tendrá un impacto clave en la atención a la población residente y la que trabaja en el área programática de referencia. Es importante resaltar que es una guardia de control, por lo que supone una internación no muy prolongada, siendo una emergencia severa derivada a los hospitales centrales de Bahía Blanca.

El cambio más significativo es la posibilidad de ampliar la existencia de camas. En la actualidad existen dos camas compartidas en una única habitación, haciendo complicada la convivencia de patologías diferentes.

Con la nueva propuesta se contará con un amplio espacio de atención capaz de albergar seis camas, dos de ellas separadas para ser destinadas a pediatría. También contará con una cama que podrá ser utilizada para aislamiento en casos de situaciones de violencia.

Por otro lado, se llevarán a cabo varias reformas y de diversa naturaleza dentro del edificio actual, trabajando sobre la superficie existente de 1.032 m2, que incluirá demoliciones y nuevas construcciones.

Además, el Puerto de Bahía Blanca avanza en el armado de pliegos que saldrán próximamente a licitación. Los mismos estan vinculados a obras en la Unidad Sanitaria de Saladero. El proyecto incluye la construcción de tres consultorios para profesionales médicos y psicólogos, la ampliación de la sala de espera, lo cual permitirá que las personas no permanezcan en el sector de depósito, y la construcción de baños para personas con movilidad reducida.

En el patio también se construirán dos recintos, uno como depósito de patógenos y otro donde estará la caldera. Todo el perímetro del patio quedará cercado, reutilizando los cercos existentes.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp