Falleció el sacerdote “torturador” antes de ser extraditado

El sacerdote argentino Aldo Omar Vara, procesado por crímenes de lesa humanidad en Argentina, falleció este miércoles en Ciudad del Este. Su extradición al vecino país estaba en pleno proceso.

Vara, de 83 años, permanecía en arresto domiciliario por disposición de un juez en la parroquia Virgen del Rosario, a la espera de que Argentina pida su extradición.

“Se refugia (en Paraguay) porque no encuentra justicia en su país. Salió porque no era un proceso justo”, había dicho el párroco Ecar Cleider.

Sin embargo, antes de ser extraditado, el hombre dejó de existir a causa de un infarto, según informó la periodista Mariana Ladaga.

El sacerdote tenía una orden de captura de la Interpol, bajo los cargos de “privación ilegal de la libertad agravada por amenazas y violencia, homicidio agravado por alevosía y concurso de tres personas por lo menos, homicidio (desaparición forzada) e imposición de tormentos”.

Vara, quien fue capellán del Ejército entre 1971 y 1979, era buscado desde el 6 de agosto de 2013, tras ser identificado por víctimas de la dictadura.

El pasado diciembre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos argentino ofreció 100.000 pesos (12.500 dólares) para quien aportara datos que llevaran a la captura del cura, como parte de un fondo de recompensas para personas que ayuden a la detención de acusados de crímenes de lesa humanidad.

Vara era un cura “itinerante”, no adscrito permanentemente a una parroquia, contaba con una credencial, un documento que avalaba que era sacerdote, y viajaba con cierta frecuencia a Brasil y Argentina.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp