La madre de Cerati habló sobre los últimos días de su hijo

La madre de Cerati habló con Vorterix sobre los últimos días del músico y sobre cómo lleva el dolor tras la pérdida. “Siempre supe que era difícil la enfermerdad pero apostaba”, dijo.

Lilian Clark, madre de Gustavo Cerati y una de las personas que estuvo junto al músico desde que llegó a la Argentina tras su ACV hasta el día en que falleció, habló sobre cómo lleva el dolor por la pérdida y sobre los días en que acompañó a su hijo mientras estuvo internado.

En diálogo con Vorterix, Clark dijo que por momentos siente “que no es verdad lo que ha ocurrido”, y profundizó: “Lo tuve tan conmigo cuatro años, me agarraba las manos fuerte… Apostaba tanto a que iba a salir…”

Sin embargo, admitió que “los últimos días hubo un cambio en su fisonomía, porque Gustavo había conservado su estructura morfológica, nada daba una impresión de que iba a cambiar”.

“Yo sabía lo grave que era lo que tenía. Estuvieron mis hijos, sus hijos. Nos agarraba la mano, nos apretaba. Gustavo no tenía muerte cerebral, nos escuchaba, apretaba la mano”, contó la mujer sobre los días que pasó en el sanatorio donde pasó el últimotiempo el ex Soda Stereo.

Además, puntualizó: “Siempre supe que era difícil la enfermerdad pero apostaba. Cuatro años que estuvimos juntos, Gustavo y sus seres más queridos. Le dimos lo que la ciencia no da, que es el amor. Se ve que era su camino, o quizá lo decidió. No creo que le hubiese gustado volver si no estaba perfectas condiciones. No se sabe qué iba a pasar si despertaba”, relató dolorida la madre del rocker.

En cuanto a lo que vive por estos días, Lilian Clark aseveró: “Estoy en paz, quisiera estar mucho más sola para llorar. A veces lo miro y me cuesta creer que no esté”.

“Yo sabía lo grave que era lo que tenía. Nos agarraba la mano, nos apretaba. Gustavo no tenía muerte cerebral, nos escuchaba, apretaba la mano”.

Por último, en su charla con Vorterix, dijo: “A veces creo quer mi hijo tenía una inteligencia superior y nos fue acostumbrando. En el fondo sabíamos que esa posibilidad de que no resultara podría ocurrir. Hubiese sido terrible que muriese de golpe, que no pudiéramos hacer este proceso de acompañarlo a su despedida”.

Además, confesó que le cuesta escuchar la música de Gustavo. “Escucho de lejos, por ahora más no puedo”, finalizó.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp