Las razones por las que Nadal puede ser considerado el mejor deportista de la historia

El 2002 va a quedar marcado como siempre como la temporada en la que el tenis y el deporte cambió para siempre. Aquel año, un joven mallorquín de solo 15 años llamado Rafael Nadal tuvo su debut a nivel profesional, al disputar el International Series de Mallorca.

20 años después, ese adolescente es el mayor ganador de torneos de Grand Slams en la historia del tenis, con 22, y siendo contemporáneo de otros fuera de serie como Roger Federer y Novak Djokovic. Sus 22 Grand Slams lo ubican como el más laureado en el rubro, superando los 20 de suizo y el serbio, y los 14 de Pete Sampras.

En Roland Garros es el jugador con más partidos ganados en un mismo torneo grande (112), mayor cantidad de veces que un jugador gana un mismo Grand Slam (los 14 mencionados), entre otros tantos.

Su dominio en la arcilla de la Philippe Chatrier es tal que solo debió ir al set decisivo en tres ocasiones. Y las ganó todas. La primera fue en el 2011 contra John Isner, la segunda ante Novak Djokovic, en el 2013, mientras que la última fue en los octavos de final de la última edicicón, cuando necesitó de cinco parciales para superar a Felix Auger-Aliassime.

Además, su cantidad de títulos en Roland Garros asusta: 14, la misma cantidad que tenía Sampras, quien era el mayor ganador de Grand Slams antes de la llegada del Big Three.

¿Y quiénes le pudieron ganar? El primero en dar el batacazo fue Robin Soderling en el 2009, mientras que Novak Djokovic consiguió lo casi imposible en el 2015 y en el 2021. Es decir que en 18 participaciones en Roland Garros, solo dos jugadores fueron capaces de vencerlo.

Nunca en la historia del deporte se vio un dominio tan grande de un deportista en algún torneo. Ni las cinco Champions seguidas del Real Madrid en la década del 50, ni con Pele y sus tres mundiales, ni con Schumacher en Fórmula 1, ni con Michael Jordan y sus 6 anillos de NBA en los 90, por citar algunos ejemplos de grandes deportistas de la historia.

Pero su dominio total de Rafael Nadal en Roland Garros no es la única característica destacada de Rafael Nadal. También demostró que, pese a ser catalogado como un jugador de polvo de ladrillo, en realidad es un todo terreno. Tal es así, que entre 2006 y 2011 alcanzó siempre, como mínimo, la final en Wimbledon (durante ese lapso no pudo disputar la edición del 2009). Justamente en la Catedral del Tenis fue donde ganó una de las mayores batallas de su carrera: en la final del 2008, Nadal venció a Federer en un partido que es calificado por muchos como el mejor de la historia. Ambos demostraron un nivel altísimo, donde finalmente pudo imponerse el español por 6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7.

Además de lo hecho en Wimbledon, también consiguió quedarse en cuatro ocasiones con el US Open, solo una vez menos que Federer y una más que Djokovic. Se quedó con las ediciones del 2010, 2013, 2017 y 2019.

Fuente: NA.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp