Maravilla sobre Cotto: “Voy ganar por KO”

Cuando faltan 12 días para la defensa del título mundial mediano ante Miguel Cotto, el boxeador quilmeño desborda de optimismo y dice que la recuperación de su lesión en la rodilla derecha, que lo obligó a un largo descanso, marchó “dentro de lo esperado”.

Miami lo mira con la indiferencia anónima con que mira a los que luchan. Es que esta ciudad, rebosante de historias, lujos y cosmopolitismo, ayuda con su populoso y hasta a veces indiferente devenir a disimular toda una trayectoria de ostentaciones y logros que ahora se resume en la soledad de un hombre, que desde hace dos semanas se entrena en el legendario gimnasio Matt’s Baiamontes’s Boxing Club. Sergio Gabriel Martínez tiene 39 años y un récord que sirve para los negocios del boxeo, pero también marca los últimos pasos de una campaña extraordinaria. Próximo a realizar la segunda defensa de su corona mundial mediana CMB, frente al puertorriqueño Miguel Cotto, en el Madison Square Garden de Nueva York, y tras la incertidumbre de su condición física, Maravilla parece estar listo para que el ocaso no se transforme en derrumbe. “Me queda poco tiempo en el boxeo, por eso estoy convencido de que mi retiro será a lo grande”, confiesa, convencido y convincente, ni bien arranca el diálogo telefónico con LA NACION.

-A 12 días de la pelea con Miguel Cotto, ¿cómo estás de la lesión en la rodilla derecha?

-Me siento muy bien, la recuperación viene marchando dentro de los parámetros esperados. Gracias a dios mi doctora, Raquel Bordons, hizo un trabajo maravilloso que me permitió recuperar algunos movimientos vitales para mi boxeo; obviamente, con los cuidados lógicos que una rodilla destrozada y reconstruida a nueva requiere. Hace un año estaba pensando en volver a caminar y hoy estoy a días de una gran pelea. Me siento muy feliz y motivado.

-¿Cómo te sentís en Miami?

-Estoy muy cómodo en esta ciudad. Aquí encontré la tranquilidad justa para enfocarme solamente en la pelea y abstraerme de todo. Estamos trabajando con mi técnico, Pablo Sarmiento, cumpliendo con la planificación que Gabriel (Sarmiento) nos armó. Mi rutina arranca a las 5 de mañana en la cinta y después, por la tarde, hago sesiones de 12 rounds de sparring.

-¿Cómo es trabajar con dos técnicos diferentes?

-Ellos mandan y yo obedezco. Los tres somos uno, trabajando por el mismo objetivo: ganar el 7 de junio. Más allá de que Gabriel no puede estar en Miami, él llama todos los días y coordina todo con Pablo.

Las frases son distintas en su fonética repetida y juguetona. Pero trasparenta una misma satisfacción por el perfecto estado físico que dice haber ganado, después estar 14 meses casi retirado, tras la desteñida victoria ante el inglés Martin Murray, el 27 de abril de 2013. Y lejos de tomar el enfrentamiento con Cotto como un verdadero examen reinvidicatorio, Maravilla mira para adelante: “Este combate es una especie de revancha personal, quiero demostrar que soy un verdadero campeón”, comenta Sergio, quien cuenta con un record de 51 triunfos y dos derrotas.

-¿Cuánto de tu prestigio te jugás ante Cotto?

-Me juego mucho porque entiendo que cualquier pelea puede ser la última. Me gustaría que la gente se acuerde de mí por lo que hice durante toda mi carrera y no por lo que no pude hacer ante Martin Murray, en Vélez.

-¿Pensás que Cotto puede llegar a ser el rival más duro de tu carrera?

-Eso lo sabré después de la pelea. De todos modos lo respeto mucho. No por nada tiene la historia que tiene, con tres cinturones mundiales. Yo creo que es el rival más inteligente y capacitado que tendré en mi carrera.

-¿Cuál es tu mejor arma para ganar?

-La preparación física que tengo. Volví a mejorar el jab y la mano izquierda, que después de la pelea con Chávez no quedaron bien.

-¿Cómo manejás la ansiedad de estar ante una de las peleas más importantes de tu carrera?

-No tengo ansiedad. Soy consciente de lo que me juego, pero corro con la ventaja de ser muy fuerte mentalmente y mantener la calma cuando la mano viene difícil. Estoy muy tranquilo y confiado en mis condiciones; si no, no habría llegado a lo que llegué

-¿Si perdés te retirás?

-No voy a perder ni loco. Ya te lo afirmo que voy a ganar por knock-out y que será una noche inolvidable..

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp