México prohibió el uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos

México prohibió a partir de este martes el uso de vapeadores y cigarrillos electrónicos “por los daños que causan a la salud”, a través de un decreto firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, informaron autoridades locales.

“Es mentira que los vapeadores son una alternativa al cigarrillo. Hay una propaganda que indica que lo que hace daño es quemar el tabaco, el humo, pero eso es falso. También los vapores son dañinos para la salud”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

México ya había prohibido en octubre pasado la importación y exportación de los vapeadores, cigarrillos electrónicos y sus cartuchos, pero las empresas siguieron comercializando los productos que tenían en reserva, explicó en la presentación del decreto el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó la agencia AFP.

Los vapeadores actúan calentando un cartucho de líquido que contiene nicotina y otras toxinas en aerosol, y los usuarios inhalan el vapor resultante imitando el consumo de cigarrillos convencionales.

Esta nueva medida, presentada este martes cuando se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, prohíbe también “la circulación y comercialización de estos nuevos productos”, detalló el funcionario.

En el Congreso se anticipó, además, la discusión de una iniciativa para ampliar los sitios donde está prohibido fumar para incluir playas, estadios y centros de espectáculos al aire libre.

México lanzó dos alertas, en 2021 y este año, sobre los riesgos de estas nuevas modalidades de tabaco.

Además, las autoridades realizaron 158 operativos de verificación y se decomisaron 9.582 unidades y máquinas de venta de estos productos, según cifras presentadas en la conferencia.

En abril, en Estados Unidos, la firma de vapeadores Juul acordó pagar 22,5 millones de dólares por una demanda que la acusaba de enfocar su publicidad en adolescentes y mentir sobre qué tan adictivos son sus productos.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en un informe divulgado este lunes que la industria del tabaco es uno de los mayores contaminantes del mundo y responsable de la pérdida de unos 600 millones de árboles cada año, dado que utiliza 200.000 hectáreas de tierra y 22.000 millones de toneladas de agua anualmente, para su cultivo.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp