Piden realizar simulacros por la posibilidad de que el ébola llegue al país

El representante local de la OMS, Pier Paolo Balladelli, consideró que la Argentina “está conectada al mundo”, por lo que, si bien no hay vuelos directos desde zonas de riesgo, “cualquier conexión puede traer a un posible enfermo”. Exhortó a las provincias a realizar prácticas para estar listas ante el arribo de un paciente.

La semana pasada, se encendieron las alarmas locales cuando el viernes pasado se conoció que el Gobierno intentaba determinar si un hombre guineano inicialmente sospechado de estar infectado de ébola había ingresado al país. Si bien la Dirección Nacional de Migraciones confirmó el viernes mismo que no había registros de ingreso al país del hombre con síntomas característicos del virus, el Gobierno de Misiones señaló que podría haber ingresado a la Argentina por una vía “no oficial”.

Finalmente, ayer se conocieron los resultados de los primeros estudios realizados sobre el hombre guineano de 47 años, internado en aislamiento en Brasil, que arrojaron que no estaba infectado con el virus, que ya mató a más de 4.000 personas. Se conducirán nuevos análisis para descartar de forma definitiva la infección.

Debido a la dispersión del virus en distintas partes del mundo –ya se han registrado casos confirmados en España y los Estados Unidos–, el médico italiano Pier Paolo Balladelli, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la Argentina, señaló que no se puede descartar la eventual llegada de un caso de ébola al país.

“El hecho de que hayamos tenido casos en los EEUU y España nos indica, así como ya lo habíamos previsto, que se va a dar la importación de casos, y Argentina es un país muy conectado al mundo en general. No tenemos vuelos directos pero cualquier tipo de conexión puede traer aquí un posible enfermo”, advirtió.

También destacó la importancia de que los distintos países sigan las recomendaciones de estas organizaciones a la hora de detectar y aislar a personas que potencialmente podrían estar infectadas, así como de analizar sus posibles contactos con otros individuos para poner fin a la expansión del mal.

En este sentido, el Ministerio de Salud, la semana pasada informó que había incrementado la vigilancia sanitaria y que dispuso profundizar las acciones de control en los aeropuertos internacionales y en los puertos de la Argentina para identificar a pacientes que pudieran llegar al país con síntomas del ébola. En este sentido, la cartera creó un protocolo para aislar y derivar rápidamente a los pacientes hasta confirmar si efectivamente son portadores del virus. El Instituto Malbrán desarrolló, por su parte, un método que permite confirmar o descartar casos sospechosos del virus en menos de 24 horas.

Balladelli dijo al diario Perfil que “donde se juega la capacidad de un país de detectar, aislar y no contaminar es en los detalles”. En este sentido, resaltó el caso de la enfermera española, sobre la que aún no se sabe con seguridad cómo se contagió del virus.

“Por ejemplo, no sabemos por qué se infectó la enfermera española, pero una de las hipótesis es que, en el momento en que se quitó el traje protector, tuvo contacto con una parte contaminada. Donde se juega el posible contagio es en el detalle”, afirmó.

Por ese motivo, el representante de la OMS y OPS en el país dijo que insta al Ministerio de Salud realizar simulacros: “Yo insisto mucho a las autoridades del Ministerio de Salud y a sus socios en llevar adelante simulacros a nivel nacional y provincial. No podemos saber dónde puede haber un eventual caso de ébola. Podría aparecer en una provincia alejada”, sostuvo.

“Hoy en día, estamos todos en una gran aldea, todo está súper conectado, y en tres días una persona de Liberia puede encontrarse en Formosa o Tierra del Fuego”, añadió.

Consultado acerca de cómo ve el grado de preparación que tiene el país frente a la llegada de un eventual caso de ébola, opinó que “Argentina está muy atenta a lo que son las disposiciones del reglamento sanitario internacional de la OMS/OPS”.

“Me siento muy tranquilo de que se está tomando muy seriamente el tema y se están afinando todos los procedimientos con las recomendaciones”, consideró, al tiempo que destacó que la realización de simulacros permitirá “anticipar cualquier tipo de dificultad”. “Tenemos que evacuar todas las posibles dudas a través de los ejercicios operativos”, agregó.

Sobre las diferencias de preparación que exhiben las distintas provincias, Balladelli indicó que hay algunas “que están mucho mejor organizadas y ya tienen un trabajo de preparación”, mientras que otras tienen “situaciones de mayor debilidad”.

“En la lógica de un país federal, hay que ocuparse de los que están más rezagados y necesitan mayor colaboración”, sostuvo.

Añadió además que en un encuentro en Mar del Plata se llevó a cabo un encuentro en el que se reunieron todos los ministros de Salud provinciales y en donde repasaron las recomendaciones sobre el virus. “Fue una acción muy importante”, señaló.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp