Primer G7 de Biden: vacunas del coronavirus y fiscalidad global, al tope de la agenda

El presidente estadounidense, Joe Biden, y los demás líderes del Grupo de los Siete (G7) países altamente industrializados celebrarán desde este viernes una cumbre en el Reino Unido para discutir el combate al coronavirus y al cambio climático y refrendar un impuesto global a las grandes corporaciones, además de analizar tensiones con Rusia.

La cumbre de tres días en Inglaterra será uno de los eventos centrales de la primera gira internacional del demócrata Biden desde su llegada a la Casa Blanca decidido a devolver a Estados Unidos a la senda del multilateralismo y recomponer lazos con sus aliados tras la conflictiva presidencia del nacionalista republicano Donald Trump.

Incluso antes de que comience, el Gobierno anfitrión adelantó uno de los que serán los principales anuncios de la cumbre: los miembros del G7 comprarán y donarán mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus para países de bajos ingresos.

El objetivo es “poner fin a la pandemia” en 2022, afirmó el Gobierno británico en un comunicado en el que precisó que el Reino Unido donará 100 millones de dosis sobrantes gracias al avance de su programa de vacunación, que se suman a los 500 millones de vacunas de Pfizer/BioNTech que se comprometió a aportar el presidente Biden.

Como parte de una coreografía familiar a todos los G7, la cumbre en la sureña localidad costera de Carbis Bay incluirá mesas redondas, reuniones bilaterales y la tradicional foto grupal o “de familia”, todo con el acostumbrado fondo pintoresco, en este caso de las aguas turquesas del Atlántico, playas idílicas y viejas iglesias de ladrillos vistos.

Sin embargo, desde la última reunión de líderes del G7, hace dos años, el mundo ha sufrido un cambio dramático, luego de que la pandemia de coronavirus matara a más de 3,7 millones de personas y diezmara economías de países de todos los niveles de recursos como consecuencia de los obligados confinamientos y restricciones.

Así que cuando el primer ministro británico, Boris Johnson, reciba a Biden y a los líderes de Francia, Alemania, Italia, Japón y Canadá, la recuperación global pospandemia estará al tope de la agenda, y por ende, la necesidad de que los países ricos dejen de acaparar las vacunas y permitan acceder a ellas al resto de las naciones.

Sumará presión sobre el G7 el pedido expreso de Biden a sus líderes de repartir vacunas entre países de África u otros continentes que aún no han recibido ni una, luego de anunciar planes de Estados Unidos para comprar 500 millones de dosis de vacunas y donarlas a naciones que las necesiten.

“Este es el momento para que las democracias más grandes y tecnológicamente avanzadas compartan sus responsabilidades y vacunen al mundo, porque nadie puede estar debidamente protegido hasta que todos estén protegidos”, escribió Johnson en un artículo publicado en el diario The Times, de Londres.

Comentarios

Comentarios

comentarios