Schwartzman tuvo un match point, pero terminó cayendo en Miami

Cuando parecía correr para su lado y nada hacía pensar que el encuentro podía cambiar en un giro de 180 grados. Sin embargo, sucedió. Diego Schwartzman (15°) llegó a tener un match point con su saque, pero no logró cerrarlo y, en consecuencia, terminó cayendo en la segunda ronda del Masters 1000 de Miami frente a Thanasi Kokkinakis (97°) por 4-6, 7-6(3) y 6-4 en tres horas y cuatro minutos de juego.

A pesar de intentar tomar la iniciativa en cada punto, al Peque se le complicó -en varios pasajes- contrarrestar las derechas de su rival, cuya velocidad llegaba a superar los 100 kilómetros por hora. Además, el argentino cometió cinco dobles faltas y cedió su servicio en cinco oportunidades. El problema es que hasta el 6-4 y 5-3 sólo lo había perdido en una ocasión. Desde entonces, el encuentro entró en un bache de irregularidades y el australiano, encima, logró alzar su nivel considerablemente.

Una gira complicada para Schwartzman, que cayó en la segunda ronda de Miami y en la tercera de Indian Wells. Su próximo torneó será el Masters 1000 de Montecarlo, ya sobre polvo de ladrillo.

Ganaron los hermanos

Francisco Cerúndolo (103°) superó al gigante Reilly Opelka (18°) por 6-1, 3-0 y abandono. Si bien hubo un problema físico que afectó visiblemente el rendimiento del estadounidense, el argentino de 23 años se mostró activo desde el fondo de la cancha para leer los saques de su rival (metió sólo un ace y perdió el servicio en cuatro oportunidades). Además, Fran desplegó sus típicos martillazos de drive para dejarlo parado. El alemán Oscar Otte (74°) o el francés Gael Monfils (24°) será su siguiente adversario en la tercera vuelta.

Por otro lado, su hermano Juan Manuel (122°) había festejado a primera hora de la tarde con la victoria sobre Kevin Anderson (91°) por 7-6(7), 3-6 y 6-3 para que la alegría de sus padres sea completa.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp