Teatro de Mendoza: el auto “no estaba adaptado para la discapacidad motriz que tiene el conductor”

El hombre de 62 años que se subió a la vereda y atropelló a una veintena de personas a la salida de un teatro en la localidad mendocina de Godoy Cruz, fue imputado por lesiones culposas graves por la conducción antirreglamentaria e imprudente, informaron fuentes judiciales.

El fiscal Jorge Calle imputó al conductor del vehículo identificado como Aldo Diaz por “lesiones culposas graves por la conducción antireglamentaria e imprudente de un vehículo automotor en la vía publica, agravadas por ser más de una víctima y lesiones leves culposas todo en concurso real”, añadieron las fuentes.

El imputado continuará detenido porque quedan medidas de pruebas pendientes y luego se evaluará e informará si recupera la libertad, informaron las fuentes.

“No estaba adaptado”

El automóvil que subió a la vereda y arrolló a una veintena de personas, una de ellas en grave estado, “no estaba adaptado” para una persona con discapacidad.

Cuando el fiscal aún no había definido la imputación formal, en declaraciones a la prensa local, adelantó que el auto “no estaba adaptado para la discapacidad motriz que tiene el conductor del vehículo y sostuvo que la persona “condujo de manera imprudente”.

Esto causó una veintena de heridos, una de las cuales continúa internada en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica y “con pronóstico reservado”.

Conductor sin alcohol

“Los resultados preliminares de las pericias que recibí arrojan que el conductor no tenía alcohol en sangre”, había indicado el fiscal más temprano.

Explicó que Díaz es “una persona discapacitada, tiene problemas de movilidad y necesita de un andador para caminar, tiene un problema motriz” y agregó que “el automóvil no estaba adaptado para su condición, es un automóvil con caja automática”.

El fiscal sostuvo que “se trata de un delito imprudente, culposo, es lo que prevé el código penal para situaciones creadas por riesgo propio de la conducción de un vehículo automotor, en estos casos -en términos generales- se aplica el delito de dolo eventual”.

“Pero éste es un caso de excepción -aclaró Calle-, acá estamos hablando de un delito imprudente, de lesiones graves, en una cantidad de hechos que se deberán determinar de acuerdo al Cuerpo Médico Forense (CMF) sobre la veintena o más de personas lesionadas”.

Cómo están los heridos

Respecto a los heridos que fueron derivados al Hospital Central, Gabriela Rodríguez, de 27 años, “continúa en la unidad de cuidados intensivos, con asistencia respiratoria mecánica bajo sedación profunda y analgesia, con pronóstico reservado”, informaron fuentes médicas.

Lidia Poloma, de 75 años, presenta “regular estado general y se encuentra en una sala común”, con seguimiento por traumatismo facial y ocular, mientras que Alejandra Córdoba, de 59 años, evoluciona satisfactoriamente y está en tratamiento por parte del servicio de cirugía de tórax.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp