Un argentino se contagió de sarampión a bordo de un crucero por Brasil

 

Hace 16 días, el crucero MSC Seaview, que navegaba por la costa brasileña, fue noticia por un brote de sarampión.

Ahora, en nuestro país, la Secretaría de Salud de la Nación confirmó que un argentino que había estado a bordo contrajo la enfermedad y llamó a otros pasajeros que hayan estado en el buque a estar alertas ante la aparición de síntomas compatibles con la enfermedad.

La confirmación del caso argentino fue realizada con una alerta epidemiológica en la que autoridades sanitarias instan a “a aquellas personas que hayan viajado durante el mes de febrero en el mencionado crucero y presenten fiebre y erupción cutánea dentro de las tres semanas del regreso a consultar inmediatamente a los servicios de salud informando el antecedente de viaje para proceder a implementar las medidas de control en el nivel local”.

La cartera sanitaria brasileña advirtió que el grupo de pasajeros que había embarcado el 16 de febrero en ese mismo puerto “puede haber estado expuesto al virus y, por lo tanto, desarrollar signos y síntomas de la enfermedad”, dada su “alta transmisibilidad”.

Los síntomas del sarampión incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, erupción cutánea, secreción nasal, conjuntivitis y tos.

En la alerta emitida con la confirmación de que un pasajero argentino había contraído la enfermedad, desde la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la Secretaría de Salud recomiendan a quienes viajen al exterior que verifiquen tener el esquema de vacunación completo para la edad.

De no contar con las dos dosis recomendadas de doble o triple viral dadas después del año de vida, la vacuna debe ser aplicada como mínimo 15 días antes del viaje.

En tanto, niños y niñas de 6 a 11 meses que viajen a áreas de circulación viral activa deben recibir una dosis de la triple viral, que no debe ser tenida en cuenta como la primera establecida por el calendario nacional (que se da al año de vida). Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse.

Argentina eliminó la circulación endémica de sarampión hace casi 20 años. No obstante, el año pasado se registraron 14 casos importados o vinculados a la importación, en un contexto mundial de avance alarmante de la enfermedad.

El caso del pasajero argentino del crucero se suma a la confirmación de otro, correspondiente a un residente en la ciudad de Rosario (Santa Fe), de 35 años, sin antecedentes de vacunación conocidos, que manifestó la enfermedad al regresar de un viaje laboral por Hong Kong, con escala en Canadá.

El sarampión es muy contagioso. Vacunarse garantiza la protección individual, pero también contribuye a la inmunidad colectiva, la única herramienta de prevención que tienen contra esta quienes no pueden vacunarse -como los bebés y las personas inmunocomprometidas- contra esta enfermedad que es potencialmente grave: puede causar ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía. (Diario Clarín)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp