Un médico camerunés abandona un pueblo italiano por los insultos racistas

Un médico de orígenes cameruneses, Enok Rodrigue Emvolo, se ha visto obligado a despedirse del ambulatorio del municipio italiano de Fagnano Olona (norte) después de sufrir los insultos y los comentarios racistas de algunos de sus vecinos.

“Nos deja con una sensación amarga. Lamentablemente el doctor ha preferido retomar sus estudios de especialización en la Universidad de Insubria, renunciando a su puesto de médico de cabecera”, explicó hoy el alcalde, Marco Baroffio, a “Il Corriere della Sera”.

Enock Rodrigue Emvolo, de 48 años y orígenes camerunés, trabajaba en el ambulatorio de esta localidad lombarda a los pies de los Alpes de unos 12.000 habitantes pero su llegada suscitó una serie de comentarios racistas en las calles y las redes sociales.

El doctor fue bautizado como “el senegalés” y hubo quien dejó escrito su deseo de que, más que a curar a la gente, se dedicara “a pastorear ovejas”.

Ante esta situación, Rodrigue Emvolo amenazó con marcharse pero en un primer momento fue disuadido por el regidor, que acudió el lunes a su consulta para transmitirle la solidaridad de su ayuntamiento y asegurarle que los insultos procedían de unos pocos vecinos.

Sin embargo, el médico finalmente ha decidido plantar a la localidad y seguir estudiando, tal y como ha reconocido el alcalde.

“Este hecho es grave pero los idiotas por desgracia están un poco en todos los sitios”, zanjó Baroffio, que ha lamentado que su localidad se haya visto arrollada por esta polémica: “Fagnano Olona no es un pueblo racista”, reivindicó en sus redes sociales. (EFE)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp