Los padres de J Balvin hablan de la depresión que aqueja al cantante

El cantante J Balvin (cuyo nombre real es José Álvaro Osorio Balvín) tiene 35 años. Es uno de los artistas más populares y exitosos del reggaetón, pero está viviendo uno de los momentos más complicados de su vida por su lucha contra sus problemas de salud mental, específicamente la ansiedad y la depresión.

El colombiano llegó incluso a decir que había ocasiones en las que no se reconocía en el espejo por sus problemas de ansiedad y depresión. “Esto es una mierda. Tengo miedo al miedo“, alcanzó a expresar en El chico de Medellín, el documental que captura la transformación de J Balvin desde sus orígenes por las calles de Colombia hasta su mayor concierto en la historia de Medellín.

Aunque tiene millones de seguidores, su verdadero apoyo para la enfermedad lo encuentra en su familia. “Diariamente tenemos un chat familiar donde nos comunicamos constantemente y nos vemos por videochat. Tenemos la opción de utilizar las redes sociales para estar en contacto, lo único que falta es el abrazo y ahora es más difícil por la pandemia“, contó el padre del cantante, José Álvaro Osorio.

Por su parte, la madre del cantante Alba Mary Balvin comparó la depresión de su hijo con lo que está sucediendo con el coronavirus. “La depresión y la ansiedad son casi como el virus que estamos viviendo, ‘Josesito’ nos cuenta cuando está mal y acudimos al psiquiatra. Para nosotros no es ninguna vergüenza“, y añadió: “Tenemos la esperanza de que algún día nos responda que está mejor. José muestra al mundo que es un valiente, que es un guerrero, él saca luz de sus propias sombras para alumbrarse a sí mismo y a los demás“.

En la gala de los Premios Grammy latinos, que se celebró este jueves 19 de noviembre, J Balvin estaba nominado para trece galardones, aunque sólo se llevó uno: el de mejor álbum de música urbana por Colores, y se lo dedicó a su natal Colombia y a los países afectados actualmente por el huracán Eta.

El mundo lo que necesita es colores en este momento“, dijo Balvin en la ceremonia televisada.

Ese premios fue debut y despedida en el medallero del reguetonero, que probablemente sea uno de los pocos que no recordarán tanto esta edición de los premios por haber sucedido en plena pandemia, sino por la docena de nominaciones en las que perdió.

En ese marco, Natalia Lafourcade fue la que rio último, al quedarse con el gramófono que premiaba el Álbum del Año, por su álbum Un canto por México Vol. 1, con un Víctor Manuelle que parecía no creer lo que estaba leyendo en el último sobre de la noche, y que casi susurró el nombre de la cantautora mexicana. Eso fue cuando se cumplían las tres horas de transmisión de una gala que tuvo en la apertura a Lin-Manuel Miranda, el creador del musical Hamilton. Y que contó con las actuaciones de Ricardo Montaner, Victor Manuelle, Jesus Navaro, Ivy Queen, Rauw Alejandro, Sergio George, Karol G y Rubén Blades.

De los premiados argentinos, el más contento fue Fito Páez, que cantó desde la terraza del CCK y cosechó dos Grammy: uno para La conquista del espacio, como mejor álbum Pop/Rock y el otro para La canción de las bestias, como mejor canción Pop/Rock. (Clarín)

Comentarios

Comentarios

comentarios