Cipolletti: no dejan usar barba a inspectores de tránsito

El secretario de Fiscalización de Cipolletti, Enrique Sales, no quiere a nadie con barba desprolija entre los inspectores de Tránsito.

La semana pasada dos empleados fueron notificados para que “eliminen su barba”, de caso contrario podría haber sanciones. El pedido se suma a la exigencia que los empleados municipales vigilen el tránsito caminando, literalmente, por la calle.

Ambas medidas cayeron como un balde de agua fría en el seno trabajador para distanciar aún más la inestable relación.

La interna entre el funcionario y los inspectores de tránsito mantiene sus niveles de bajo diálogo y poca afinidad desde el comienzo de la gestión del intendente Aníbal Tortoriello.

Los empleados están muy disconformes con algunas medidas que está tomando el funcionario público y ya pidieron una audiencia para entrevistarse con el intendente para tratar de resolver la situación. Luego de algunos cortocircuitos en los primer días de gestión, la semana pasada dos hechos volvieron a sacudir la paciencia de los trabajadores.

Con respecto a la exigencia de caminar las calles, los trabajadores quieren saber si están cubiertos en caso de un accidente. “Nos vamos a comunicar con la ART en Viedma para saber si estamos cubiertos trabajando en la calle”, confesó un trabajador.

Luego de la agresión que sufrió una empleada hace algunas semanas, en una reunión con las autoridades los trabajadores lograron que se flexibilicen las inspecciones y puedan patrullar en pareja. En el momento en que la mujer fue agredida por un motociclista se encontraba sola.

La medida de caminar las calles no fue bien recibida por los trabajadores que siguen a la espera de poder tener un contacto con el intendente. (Diario Río Negro)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp