Dar a luz en época de coronavirus

La readecuación de las salas de parto, la disminución de controles de rutina y las nuevas normas de higiene son algunos de los cambios por la pandemia de coronavirus que se están produciendo en los sanatorios donde se internan las mujeres prontas a dar a luz.

La doctora María de Los Angeles Carmona (MN 45.345), directora asociada del Hospital Interzonal General de Agudos Eva Perón, de la localidad bonaerense de San Martín, dijo a Telam que “se acondicionó una sala de partos extra para embarazadas infectadas”, aunque aclaró que “no hay casos aún”.

En el caso de una embarazada con coronavirus “se desinfecta luego todo y se sigue adelante”, explicó Carmona, especialista en ginecología, y agregó que en el hospital “se somete a estudios a todo paciente con síntomas que proceda de cualquier parte del mundo”.

En esta idea de generar conciencia, Carmona fue elocuente: “La parte importante es que no necesitamos librepensadores. No es un concurso de creativos y el que no quiera las normas que renuncie”.

El doctor Esteban Maggio (MP 92.150), de la Clínica y Maternidad Colón, de Mar del Plata, contó a Télam que “en esta fase de prevención de la trasmisión o de bloqueo de un virus importado, y no de lo que se denomina infección controlada -una vez instalado- las maternidades operan con iguales medidas que las unidades de atención e internación de adultos por otras patologias”.

No obstante, Maggio advirtió que “se suspendieron las operaciones programadas, los consultorios externos casi no atienden, para no exponer tampoco a las secretarias, y el trabajo se centraliza en la guardia”.

El médico clínico explicó que en los casos sospechosos “se hace un hisopado de Influenza A y B, y de estreptococo hemolítico”, y resaltó que el Instituto Malbrán “hizo el fin de semana cursos on-line para que los centros de salud provinciales realicen directamente los hisopados de coronavirus para no tener que esperar los resultados 48 horas, como hasta hoy”.

Maggio sostuvo que “hay que entender que en esta fase de bloqueo y prevención de la transmisión del virus la gente debe deambular lo menos posible, para que no se multiplique y así achatar la curva”, para que “cuando se disemine, y se ingrese en la denominada infección controlada, lo haga a pasos muy lentos para no colapsar el sistema de salud”.

“No hay sistema sanitario que no eclosione si el virus ingresa como lo hizo en Europa”, aseguró el médico.

Simón llegó a este mundo hace 45 días, en otra clínica de la provincia de Buenos Aires. Su mamá Vanina Medina cuenta que “justo nos tocó el control del primer mes de vida en medio de esta pandemia, y si bien el pediatra nos atendió, nos dijo que si no es una urgencia no regresemos”.

Diego Cabrera, padre de Simón, describió que “antes de entrar dan alcohol en gel para las manos”, y sostuvo que “los pediatras y las enfermeras tuvieron que especializarse porque están abocados a este tema del virus”.

Simón ya esboza sus primeras sonrisas. Cabrera, preocupado, sentencia: “Esto va a ser largo”. Largo y “difícil”, agregó.

Mientras tanto, el milagro de dar vida sigue su curso.

El domingo, en medio de la pandemia por el coronavirus, un bebé nació en el kilómetro 2.984 de la ruta 3, en Tierra del Fuego, cuando Cecilia Volpi y su marido, Damián Redlich, se dirigían en su automóvil desde Tolhuin hacia Ushuaia, pero no llegaron a destino y el bebé se anticipó.

El parto se produjo adentro del vehículo. El milagro de la vida sigue sorprendiendo, aún en medio de la peor y sorpresiva pandemias de la que se tenga memoria en estos últimos años.


Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp