El Papa aceptó a los divorciados

En la nueva exhortación apostólica sobre la familia, el papa Francisco pidió una mayor apertura de la Iglesia con los divorciados que se vuelven a casar.

“Se trata de integrar a todos, se debe ayudar a cada uno a encontrar su propia manera de participar en la comunidad eclesial”, reflexionó el sumo pontifice.

“Los divorciados en nueva unión, por ejemplo, pueden encontrarse en situaciones muy diferentes, que no han de ser catalogadas o encerradas en afirmaciones demasiado rígidas sin dejar lugar a un adecuado discernimiento personal y pastoral”, enfatizó el obispo de Roma en el texto que lleva la impronta de la “misericordia” del Año Santo convocado hasta el 20 de noviembre.

Si bien destacó que “debe quedar claro que este no es el ideal que el Evangelio propone para el matrimonio y la familia”, Francisco rechazó que el tema de los divorciados vueltos a casar se analice a la luz de “una fría moral de escritorio”, sino que pide “un discernimiento pastoral cargado de amor misericordioso”, para el que llama a la reflexión de la Iglesia “sobre los condicionamientos y circunstancias atenuantes”.

No incluyó a las parejas homosexuales, pero no se olvidó de mencionarlas. Rechazó la “injusta discriminación” a los homosexuales y pidió por una “mejor preparación” para el matrimonio. También sostuvo la necesidad de la educación sexual

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *