Felipe Fort, tras la muerte de Gustavo Martínez: “Papá lo recibirá con los brazos cerrados”

El suicidio de Gustavo Martínez fue sorpresivo. Expareja de Ricardo Fort, en 2013, tras la muerte del empresario chocolatero, quedó a cargo de sus hijos Marta y Felipe. Fueron pocas las veces que apareció públicamente y los adolescentes, que en los próximos días cumplirán 18 años, siempre se mostraron muy unidos a su tutor.

Sin embargo, horas después de su muerte, Felipe hizo explosivas declaraciones en las redes.

“Las únicas personas que siempre estuvieron para nosotros fueron Marisa, Eduardo, César y amigos. Y más gente que queda por nombrar”, escribió en referencia a Marisa López, su niñera, su tío Eduardo Fort y el abogado César Carozza. Y señaló cuál sería la postura de “El Comandante”: “Papá lo recibirá con los brazos cerrados. No opinen, no comenten, no saben y nunca supieron”.

Ante los mensajes de sus seguidores, que pensaron que se había equivocado, el adolescente insistió: “Sí, brazos cerrados. Una persona que no puede terminar de ‘cuidarnos’ faltando 10 días para que cumplamos 18”. Además, reveló que tanto su hermana como él estaban en el departamento cuando Martínez decidió terminar con su vida. “¿Lo tienen como una buena persona?”, planteó.

“Agradezco tener la mentalidad madura para asumir esto en tan poco tiempo. Me parece muy hipócrita la gente que opina sin saber qué pasó y sin saber cómo vivimos los últimos siete años. ¿En qué cabeza cabe? Tenemos 17 años. 17”, agregó. Y aunque Natalia Román, la jefa de prensa que comparte con su hermana melliza aseguró que lo habían hackeado, Felipe redobló la apuesta. “Sí, gente. Yo subí las historias, no me hackearon la cuenta. Fui yo, es lo que opino de esta situación. Tengo 17 años, piensen eso”, manifestó mirando a cámara. “Hay gente que opina sin saber lo que fue mi vida los últimos 7 años”, reiteró. (NA)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp