Le robaron todo por segunda vez. Ya no sabe que hacer

Fernando Gonzalia, dialogó con De la Bahía y contó su triste experiencia del robo que recibió en su casa de República Siria al 3.100. Aquí la desgarradora historia.

“La verdad que fue todo muy duro, y espero que no le pase a nadie mas en la vida lo que me paso a mi. Yo tengo una familia con dos hijos, uno de 5 y una hija de 14. Yo estaba entrando al auto y vi una moto que venia., pero no le di importancia en su momento, si ahora veo una moto ya le tomare mis recaudos. Después se me acerco la moto cuando estaba entrado el segundo auto con un revolver en la mano, se metió conmigo adentro de mi casa, apuntándome a la cabeza. Mis hijos estaban adentro, mi señora estaba cocinando, también la apuntaron a ella, los nenes lloraban. Nos decían que nos iban a matar a todos, mi señora agarro a los nenes y los llevo a la pieza. Mi hija intentaba consolar a su hermanito menor. Mi señora les dijo  a mis hijos que iban a jugar un juego, y se puso a cantarles una canción para que los nenes no pasaran el mal momento. Mi señora se llama Alicia, el gesto que tuvo fue tremendo, es una leona”.

“No nos maltrataron ni a mi hijos ni a mi señora, mientras tanto a mi me seguían apuntando. Les di mi sueldo entero y me pedían mas, yo les dije que lo que quieran se lo podían llevar, es mas, les dije a yo te ayudo en todo., hasta llevarse los televisores y los ayude a llevarse las cosas. Desde el primer momento, que los vi, pensé que les partía un fierro en la cabeza, pero después cuando me apuntaron con el arma, con mi familia de por medio, dije que no podía hacer ninguna locura. Entonces yo le ayude a llevarse las cosas, me llevaron todo, plata, billeteras, televisores, cosas de tecnología”.

“Cuando los estaba ayudando, paso un vecino y miro a la pasada, debe haber pensado que estaba ayudando a un familiar. Se fueron con dos televisores grandes en la moto, siempre tuvieron los cascos puestos. Nadie hizo nada, es increíble., después veo operativos en Vieytes y Charlone, porque no hacen operativos en la periferia, me pregunto yo. En el centro no ves a esto tipos en motos, impunemente. Dejaron destruido a mi señora, a mi ,.a mis hijos. Ahora tomamos la decisión de irnos de acá, el sueño de toda familia es tener una casa, y yo ya lo perdí. No podemos seguir viviendo así, donde esta la justicia, me pregunto yo. Vino la policía y me describió a la persona, como que lo conocía, pero que no pueden mandarlo a la cárcel, porque después van y lo sacan. Sumado a que uno no le puede hacer nada, porque después uno va en cana”.

“Ya me robaron dos veces, ahora nos vamos de acá, pero no sabemos que vamos a hacer, no sabes lo que me costo construir mi casa, y comprar las cosas que tenia dentro de la casa. Toda una familia destruida por culpa de estos tipos. Yo estoy totalmente dolido, no puedo mas. No se que pensar. No puede ser que no pueda agarrar al tipo que destruyo a mi familia y que si yo lo veo en la calle no pueda hacer nada. Después va un abogado del estado que va y defiende a estos tipos. Esto esta todo mal hecho, esta todo dado vuelta”.

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp