Los invitó a su casa, mató a su amigo y abusó de la novia

Una reunión de amigos terminó en una escena de terror. Un joven fue asesinado, su pareja violada y el “amigo” de los dos detenido cuando intentaba ocultar el cadáver. El hecho ocurrió en Puerto Iguazú, provincia de Misiones.

Todo comenzó en la noche del domingo cuando Jonathan Nazareno Ferreira (33) invitó a su amigo Bruno Méndez (25) y a su pareja de 18 años a tomar algo a su casa, sobre la calle Artigas al 119 del barrio Villa Alta.

La chica, madre de un bebé de un año, es la única testigo del hecho y contó que se juntaron a tomar unas bebidas alcohólicas. Todo transcurría con normalidad hasta que decidieron irse a dormir.

Ya en la habitación, la pareja invitada estaba teniendo sexo cuando Ferreira irrumpió en el lugar desnudo e intentó abusar de la joven.

En ese momento comenzó un forcejeo entre Méndez y el dueño de casa, en un intento por sacarlo de la habitación y así poder abandonar el lugar junto a su novia.

La pelea se trasladó hasta el living, donde Ferreira tomó un cuchillo y le asestó varias puñaladas al joven, que murió a los pocos minutos.

Después, el atacante obligó a la joven a volver a la habitación, subió el volumen de la música para que no se escucharan los gritos de auxilio y la violó en reiteradas oportunidades. Todo ante la presencia de su bebé de 1 año.

La mujer quedó en estado de shock hasta que en un momento de la mañana de este lunes advirtió que Ferreira había arrastrado el cuerpo de su novio al fondo de la vivienda. Allí, el atacante había empezado a cavar un pozo bajo una intensa lluvia para esconder el cadáver.

Cuando advirtió la llegada de una moto a una casa vecina, la chica empezó a gritar para pedir auxilio. Dijo que era víctima de violencia de género. Varias personas acudieron en su ayuda y avisaron a la Policía, que llegó al lugar en siete minutos.

Ante el relato de la víctima, los policías iniciaron una búsqueda por las casas vecinas. En una de ellas encontraron a Ferreira cuando intentaba esconderse.

El detenido es un hombre que ya tiene antecedentes por delitos contra la propiedad: arrebatos y asaltos a mano armada en la modalidad motochorro, dijeron fuentes vinculadas a la investigación.

Incluso ya había cumplido una condena. Según las fuentes, su adicción a las drogas y los constantes enfrentamientos con su familia hicieron que los padres le dejaran la casa sobre Artigas y se fueran a vivir a otro barrio de Puerto Iguazú.

Al momento de la detención, Ferreira le dijo a los policías que no entendía por qué lo llevaban preso. Según su versión, Méndez y la novia intentaron robarle y él solo se defendió.

Con información de Clarín

Comentarios

Comentarios

comentarios

Message Us on WhatsApp