Luis Chocobar, a tres meses: “Muchas veces no puedo dormir, pero no me arrepiento de lo que hice”

 

El agente que mató a un ladrón, tras el brutal asalto contra un turista estadounidense en La Boca, dice que volvería a actuar “de la misma manera”.

Hace tres meses, los destinos de Joe Wolek (54), Juan Pablo Kukoc (18) y el policía Luis Oscar Chocobar (30) se cruzaron en La Boca y entonces ya nada fue igual. El primero, un turista estadounidense que paseaba por La Boca, recibió 10 puñaladas al ser atacado por Kukoc y otro cómplice que le quisieron robar la cámara. Wolek protagonizó una recuperación milagrosa en el Hospital Argerich. Kukoc, herido de bala por Chocobar, murió cuatro días después.

Con el turista de alta y de regreso en su país, la conmoción fue desplazada por la polémica que generó el procesamiento del policía, que estuvo detenido 72 horas. Lo acusan de “homicidio agravado por la utilización de un arma de fuego en exceso en el cumplimiento de un deber”.

Al reflexionar, el policía aseguró “muchas veces no puedo dormir, pero no me arrepiento de lo que hice. Estoy intranquilo porque digo, ¿qué va a pasar conmigo?”.

Su accionar generó una fuerte división en la sociedad: algunos lo criticaron, pero muchos otros lo avalaron, entre ellos el presidente Mauricio Macri, quien lo recibió en Casa Rosada. Ahora, dice que “volvería actuar de la misma manera“.

Yo, hasta ese momento, hice lo que tenía que hacer. Era una persona agresiva que ya si bien había cometido la saña de apuñalar a este turista después prosiguió en la persecución, estuvo en riesgo la vida de tres personas más y fuera de todo eso también corre riesgo mi vida. Entonces son tres pasos que tienen que quedar bien claros siempre. No es que yo me levanto a la mañana y digo: “A ver hoy a quién me bajo”. Yo soy un laburante. Yo vengo de no tener qué comer a venir a Buenos Aires y tampoco tener que comer y levantarme todos los días a hacer lo mismo: laburar, laburar y laburar. Los medios hablan mal de mí, que Chocobar esto, lo otro… Yo asesino no soy; tampoco soy un héroe. Yo soy una persona, un policía. Aparte de ser policía soy un ciudadano que cuando vea que está ocurriendo algo y está corriendo riesgo una vida tiene que actuar. Yo en ese momento lo que podría haber hecho era darme vuelta, seguir con la musiquita (hace el gesto de ponerse los auriculares) y “chau”. Pero no está en mi eso.“, explicó Chocobar sobre aquel 8 de diciembre.

“Yo ahora me encuentro sin casa, pendiendo de un hilo de seguir trabajando o no. Dependo de la decisión del juez. Si bien yo soy un funcionario público y estoy a su disposición, pero hoy en día dependo de él”, concluyó.

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *