Prisión en suspenso por tocarle la cola a un menor en el baño de un restaurante

El Tribunal Oral número 22, integrado por los jueces Luis Altieri, Patricia Cusmanich y Ángel Nardiello dictó la condena contra Carlos Alberto Noval, de 66 años.

El episodio ocurrió el 19 de diciembre de 2014, al mediodía, cuando el adolescente almorzaba con su familia en el restaurante Borgatta, situado en la avenida Callao 3, de la Ciudad de Buenos Aires.

El chico se dirigió al baño del local, en el subsuelo, donde “había cuatro adultos mayores, haciendo uso de los mingitorios. Luego de unos instantes uno de los mingitorios se desocupa y el menor se dirige a hacer uso del mismo”.

“En ese momento –explica el expediente- estando a la par uno de los adultos, siente que le agarran y le aprietan la cola con intensidad, a lo cual queda sorprendido y paralizado y que al mirarlos vio que se estaban riendo. Inmediatamente salió corriendo para contarle lo ocurrido a su padre”.

Entonces el padre fue con el adolescente hasta el baño y allí encontró al agresor, quien fue detenido poco después por efectivos policiales.

Según el fallo, el chico sufrió “tocamientos inverecundos cuando se hallaba haciendo uso del baño ubicado en el subsuelo del restaurante”, lo que constituyó el delito de “abuso sexual simple”, que motivó la condena.

Para la sentencia fue decisiva “la declaración prestada en juicio por los progenitores del joven, así como los estudios psicológicos que dan cuenta de la verosimilitud del relato del niño, que contribuyen a tener por acreditada la materialidad del suceso investigado”. (Agencia DyN)

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Message Us on WhatsApp