Se extiende al Litoral la búsqueda de los dos prófugos

Tras el operativo en Helvecia, continuaron los operativos en el río San Javier, y por la noche en la costa entrerriana y el sur de Chaco.
Por cielo, tierra y agua, los dos prófugos, Cristian Lanatta y Martín Schillaci, eran buscados ayer en un radio de 30 kilómetros del lugar donde fue capturado Martín Lanatta el sábado por la mañana. Esta zona, un cuadrado imaginario que une de norte a sur Helvecia y Cayastá y de este a oeste el río San Javier y el arroyo Saladillo, vive a los saltos y con miedo desde que se conoció la noticia de la ingrata estadía en la zona de los prófugos que escaparon del penal de General Alvear hace catorce días.
Tras la captura, el sábado, de Martín Lanatta, ayer el panorama pareció comenzar con buenas noticias cuando, pasado el mediodía, un llamado al 911 alertó sobre dos sospechosos que intentaban ingresar por la fuerza en la habitación del hotel Helvecia, donde descansaba una mujer. Las unidades federales y provinciales, más de un centenar de efectivos, se apostaron en el lugar y desplegaron un megaoperativo con cerrojos en las inmediaciones.
Según pudo conocer Clarín, una vez allí los efectivos rodearon la manzana y pedían que salga a la mujer que estaba en el interior de la pieza y se arroje al piso. No estaba claro quien era quién. La mujer no se animó ya que estaba en estado de shock y fue su marido quien llegó hasta allí y la retiró. Tras revisar la pieza, las otras habitaciones, la administración y el parque del hotel se constató que los fugitivos no estaban.
Ahí, otro cuerpo de elite apuntó al terreno de enfrente: un aserradero. El espectacular movimiento de las tropas dejó entrever que algo serio sucedía en la maderera y hasta se escucharon dos disparos. Sin embargo, el cercado y rastrillado no tuvo buenos resultados. La intensidad militar se fue diluyendo sobre la calurosa siesta de Helvecia.
“Se escucharon tiros y gritos pero nos llama la atención que si eran ellos y estaban acá no los encuentren. O hay alguien que los apoya o son muy hábiles”, le dijo a Clarín Hugo, un vecino que vive a metros del lugar.
Nadie pudo confirmar si los dos que habían generado temor en el hotel eran Schillaci y el Lanatta que sigue prófugo. Su hermano, Martín, fue visitado ayer por su abogados en el penal de Ezeiza, donde hoy le tomará declaración el fiscal de Azul que investiga la fuga del trío del penal de General Alvear.
Ayer, la ex suegra de Cristian Lanatta, pasó de víctima del apriete de su ex yerno para entregarle dinero y su camioneta a sospechosa de colaboración. Su casa de Berazategui fue allanada y ella detenida.
A esa hora, en el norte de Santa Fe, un bloque de las fuerzas federales y provinciales se dispersó hacia otros sectores y otros se apostaron a recargar energías a la sombra.
La búsqueda siguió por el agua. En el río San Javier, hombres de Prefectura buscaban también algún rastro de los prófugos pero representaba una dificultad la correntada y los camalotes producto de la crecida que azota a la región. Aquí, el rastreo fue más complejo porque las aguas tapan zona de monte y terrenos alambrados.
Cuando caía la tarde se produjo otro operativo en el barrio Santa Teresita, siempre en Helvecia. En este sector, tal vez el más humilde del pueblo, el grupo Alacrán revisó casa por casa, acompañado por otros federales como la División de Detección y Adiestramiento.
Por otro lado, debido a las contradicciones informativas del sábado cuando se había dado por consumada oficialmente la captura de los tres prófugos y luego rectificada, hubo un fuerte hermetismo en cada movimiento que realizaban las fuerzas. Pero se desprendió una curiosidad que dejaba expuesta cierta independencia de búsqueda: sobre la ruta provincial 1 podía verse pasar de sur a norte -a gran velocidad- a tropas Federales y de norte a sur -a gran velocidad- a agentes provinciales.
Ayer, la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, se reunió con funcionarios santafesinos antes de regresar a Buenos Aires con la intención de calmar las interna por el fallido del sábado y reencauzar el trabajo en conjunto (ver pág. 8). Las autoridades temen que los prófugos estén siguiendo en reversa la ruta del ingreso de la droga al país y busquen escapar por la frontera norte. Anoche habían extendió el rastrillaje a la costa entrerriana, en la otra orilla del Paraná y al sur de la provincia del Chaco, pegado a Santa Fe.

Fuente: diario Clarín

Comentarios

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *